La campaña más atípica de la historia de la democracia describe al país diverso y plural que somos. Miles de cofrades hacen sonar tambores y bombos y portan los pasos de la Semana Santa. Quienes pueden, toman aire en un tiempo especialmente estresante. Y en medio se cuelan los líderes de los cinco partidos de quienes puede depender el Gobierno de España, peleando por cada voto en el escenario más incierto e imprevisible.

Información relacionada