ANDRÉS ABERASTURI. PERIODISTA

Carta a Cassandra, tuitera

Andrés Aberasturi, colaborador de 20minutos.
Andrés Aberasturi, colaborador de 20minutos.
JORGE PARÍS

Ante todo, debo dejar claro que "yo no soy Cassandra" ni lo quiero ser; usted entenderá que me desmarque de esa fácil solidaridad que le muestran ahora determinados grupos tras la sentencia de un año de cárcel por su presunto chiste tuitero sobre Carrero Blanco, un señor que estaba en las antípodas de mi ideología y que, de no morir en aquel atentado terrorista de ETA, hubiera hecho, seguramente, mucho más difícil y tardía la transición de este país a la democracia. Pero lo que me lleva a alejarme de usted no es ese tuit en concreto por el que ha sido juzgada y condenada y al que hasta los descendientes del propio almirante han restado importancia disintiendo, como también es mi caso, del año de cárcel que le han impuesto. No creo que ese tuit se merezca, como usted misma ha dicho, la ruina en parte de su vida al perder la beca, quedar con antecedentes y cerrarle de alguna forma el futuro. Entiendo que su famoso tuit no es "enaltecimiento del terrorismo", una ley demasiado amplia y difícilmente aplicable en muchos casos.

Pero dicho esto, insisto, no puedo sentirme usted, tal vez porque usted y yo tenemos distinto sentido del humor, aunque dudo muy seriamente que sus tuits sean graciosos. Me parecen lamentables, insultantes y en ocasiones directamente repugnantes. Tampoco me gusta que, una vez dictada la sentencia, en algunos medios le hayan recordado otros tuits firmados por usted para los que tuvo la peor de las respuestas posibles: "No sé si lo escribí, no lo recuerdo". Mire, si yo hubiera escrito (y no lo voy a reproducir) la serie de frases/sentencias que usted ha venido haciendo en tuiter, le puedo asegurar que me acordaría y creo que, al menos, tendría el valor de no negarlos cuando las cosas pintan negras.

Yo no puedo sentir ninguna empatía con su persona porque usted, señora, divide el mundo en dos: los que piensan como piensa usted y el resto; y el resto merecen, según sus 'graciosos' tuits, toda suerte de maldades incluida la muerte, porque todos, para usted, son unos 'fachas', desde Aznar a Arturo Pérez Reverte, pasando por los aficionados a los toros, y parece ser que -en broma, claro- deberían estar todos debidamente muertos y/o fusilados.

Ojalá el Supremo, si es que acude usted a él, sea igual de generoso que la familia de Carrero y que yo mismo, que le deseo pueda realizar todos sus sueños. No me gusta ni la ley que la ha condenado -tan interpretable- ni la condena que le han impuesto. Pero ya le digo, entre usted y yo hay una distancia insalvable en lo que parecen ser sus ideas, su sentido del humor y sus formas.

Le deseo lo mejor,

Andrés Aberasturi

Mostrar comentarios

Códigos Descuento