¿Por qué no intentamos ser Patrimonio Mundial?

José Francisco García  Director del Innovation Lab del Instituto Europeo de Diseño en MadridOPINIÓN
Madrid conocerá este domingo si el 'Paisaje de la Luz' del Paseo del Prado y el Retiro es declarado Patrimonio Mundial
Madrid conocerá este fin de semana si el 'Paisaje de la Luz' del Paseo del Prado y el Retiro es declarado Patrimonio Mundial
20M EP

Es una sencilla pregunta, que en abril de 2013, recién aterrizado en Madrid, hice a mi equipo en la Dirección General de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid: ¿Por qué? ¿Por qué Madrid no tiene ninguna declaración de Patrimonio Mundial? ¿Qué ha pasado para que la UNESCO haya declarado más de 40 bienes patrimoniales en España, y Madrid no esté entre ellos? ¿Por qué es la única capital europea importante sin figurar en esa lista de excelencia, cuando tiene historia, cultura, patrimonio y capacidad suficientes?

La misma pregunta la formulé en los meses siguientes, a expertos, arquitectos, paisajistas, profesores, madrileños miembros de organismos internacionales, y la mayoría me respondió que habíamos perdido el tren cuando en los años 80 y 90 la UNESCO declaró la mayoría del mejor patrimonio de España, y que ahora la dificultad era muchísima, los requisitos enormes, y el interés estaba en declarar bienes en países menos representados en el listado de la UNESCO.

Y, en ese momento, decidí intentarlo. Lancé otra vez esa sencilla pregunta, esta vez de otra forma: ¿Por qué no? ¿Por qué no intentarlo? ¿Por qué no invertíamos una pequeña cantidad de nuestro presupuesto en iniciar el camino? Y así lo hicimos. Propuse la idea a Pedro Corral, concejal de Cultura en aquel momento, que la apoyó sin fisuras. Puse a trabajar en esa idea a Javier Aguilera, arquitecto de la Dirección General, y a Cristóbal Vallhonrat, arquitecto con experiencia en gestión de bienes de Patrimonio Mundial en Alcalá de Henares, que fueron decisivos para avanzar en la propuesta. Y así empezamos. Nos apoyó ICOMOS España. Después tuvimos la ayuda imprescindible de Luis Lafuente y Elisa de Cabo, que entonces eran Director General en la Comunidad de Madrid y Subdirectora de Patrimonio del Ministerio de Cultura, respectivamente. Llegó la primera versión del 'Paisaje Cultural del Sitio del Retiro y el Prado', aprobado e incluido en la Lista Indicativa de España en una reunión en Tenerife del Consejo Español de Patrimonio Mundial, emocionante para todos por el entusiasmo con el que todas las Comunidades Autónomas recibieron nuestra propuesta. En 2015, con la candidatura dentro de la Lista Indicativa y con presupuesto aprobado para redactar el proyecto definitivo, dejé el Ayuntamiento de Madrid, y otros recogieron el testigo. Hoy, con Luis Lafuente en la misma dirección general donde comenzó todo (el destino tiene juegos curiosos, a veces), se ha llegado al final del camino.

Ocho años después de aquellas primeras reuniones, hoy se decide si el 'Paisaje de la Luz', denominación definitiva del proyecto, es declarado Patrimonio Mundial, y se convierte en el primer bien declarado por la UNESCO en la ciudad de Madrid. Escribo este artículo antes de saberse la decisión de los 21 países que votan en el pleno su admisión o no. Da igual. El éxito de estos procesos no es solo el resultado. Fue una victoria el día que empezamos. El día que Madrid decidió que ya estaba bien de dar por perdido su patrimonio. El mismo día que pregunté por primera vez ¿por qué?, y que algunas personas se pusieron de mi lado para cambiar las cosas.

Si hoy somos Patrimonio Mundial hoy estaré más contento y orgulloso que nadie. Y si hoy no es el día, no importa. Porque estoy seguro que ya no hay vuelta atrás. Alguien hará otra vez esa pregunta que cambia todo, que logra transformar la resignación en acción, la duda en certeza, el cansancio en energía: ¿Por qué? ¿Por qué no?.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento