Los científicos avisan: el gran peligro es el vertido de las piscinas de combustible atómico

  • Expertos de EE UU dicen que es más alarmante cualquier vertido de las piscinas que los daños que están sufriendo los reactores.
  • La evaporación del combustible atómico o su vertido, una gravísima amenaza.
  • Las fotos tomadas por los satélites prueban que las piscinas quedan a la intemperie.
  • Preocupa que no hay energía para mantener refrigerada el agua de las piscinas.
La planta de Fukishima 1, en Japón.
La planta de Fukishima 1, en Japón.
REUTERS

Los expertos advierten ahora de que el verdadero peligro en la central de Fukushima no es tanto que se vean afectados los reactores, que ya han sufrido tres explosiones y un incendio, sino el posible vertido de las piscinas que contienen el combustible atómico, que podrían liberar grandes cantidades de materia radiactiva, según informa The Daily Beast.

Los vertidos de las piscinas refrigeradoras suponen ya una seria amenaza para la salud de la población y para el medioambiente.

El combustible nuclear que producen los reactores de Fukushima se almacena en piscinas refrigerantes. Esta central -construida hace 40 años por General Electric- tiene la cisterna del combustible atómico alojada en la tercera planta. Las fotos que toman los satélites demuestran que el tejado que cubre estas piscinas ha saltado por los aires.

Los expertos advierten de que si se libera este líquido contenido, los efectos serán mucho más perjudiciales que la radiactividad que puedan segregar los reactores.

Altísima concentración de radiactividad

Las piscinas contenedoras son vasijas rectangulares reforzadas con acero y cemento, para prevenir cualquier fisura. Pero el terremoto, que dejó sin electricidad a la planta, y el tsunami, que dejó inservibles los generadores de combustible, obligó a los responsables a utilizar nuevas baterías para mantener refrigeradas estas piscinas.

Este lunes, las baterías nuevas se colapsaron y el hidrógeno de uno de los reactores explotó, dañando no sólo al edificio que alberga el reactor, sino también a la piscina que alberga las barras nucleares.

Las piscinas "contienen una altísima concentración de radiactividad, pueden incendiarse y son más vulnerables que los propios reactores", explican los científicos.

Si las piscinas siguen sin refrigeración, ahora en Twitter los expertos hablan que están a más de 80 grados, el líquido puede llegar a evaporarse. Si se desborda el líquido el nivel de radiactividad será "mortal" en las proximidades de la central. Según explica un científico a The Daily Beast, "la radiactividad en la piscina es al menos cinco veces superior al núcleo del reactor".Los datos de la tragedia en Japón.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento