La cadena hotelera Sol Meliá registró en el ejercicio 2010 un beneficio atribuido de 50,1 millones de euros, lo que representa una mejora del 31,4% con respecto al ejercicio anterior, cuando ganó 38,1 millones según informó la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El resultado de explotación del grupo alcanzó los 141 millones de euros, lo que supone una mejora del 34,9%, mientras que el beneficio antes de impuestos llegó a los 63,9 millones, un 18,5% más.

La cifra de negocio de la cadena hotelera balear alcanzó los 1.250 millones de euros, lo que supone una mejora del 8,8% con respecto al ejercicio anterior. (

Habrá ampliación)