El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha recordado que desde que se construyó el azud en el Ebro, a la altura del barrio de Vadorrey, con motivo de la Expo 2008 "no ha habido una sola inundación en las viviendas".

Belloch ha señalado que cuando se presentó el proyecto de construcción del azud "se decía que se iban a inundar todos los garajes y, al final, ni una sola inundación" para criticar que "hay mucho pesimismo".

El consejero municipal de Cultura, Medio Ambiente, Participación Ciudadana y Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco, ha detallado que el azud es un sistema abatible que, a partir de un cierto nivel de agua, se quita para no hacer ninguna interrupción, porque de lo contrario ejercería una función de presa que sí podría generar inundaciones.

Blasco ha detallado que "precisamente el azud costó más dinero porque tiene la enorme ventaja de que se ensanchó la boca y eso hace que no tiene ningún efecto sobre el río cuando se abaten las compuertas".

En declaraciones a los medios de comunicación, ha relatado que "ayer estábamos a 900 metros cúbicos por segundo y, obviamente, con ese caudal el azud no tiene ningún sentido".

Jerónimo Blasco también ha informado de que se está terminando el Parque de Oriente, en la confluencia con el río, y se dejará preparado para la 'Cincomarzada'.

Esta zona que corresponde al cierre del final del Parque para la 'Cincomarzada' estará disponible la superficie que ha solicitado la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) y la Federación de Interpeñas.

Blasco ha concluido al señalar que después de la 'Cincomarzada' se terminará de rematar ese espacio y entonces el encuentro final de esta zona vede con del río con este espacio "tendrá toda su intensidad".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.