Tomás Gómez, líder del PSM
Tomás Gómez, líder del PSM, durante un acto oficial en Parla. Víctor Lerena / EFE

El secretario general del PSM y candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad, Tomás Gómez, ha dicho este lunes que su "compromiso es no subir los impuestos a los madrileños", aunque tampoco bajarlos. En una entrevista en Telemadrid, Gómez ha apostado por hacer los impuestos más "justos", lo que consiste en que "el que más tiene más paga", y ha declarado que "la presión fiscal en Madrid ya ha subido del 6,5 al 7% del PIB en los últimos cuatro años"

"Yo no soy contrario a los impuestos, los impuestos no son malos, son necesarios, sin impuestos no habría educación pública, no habría sanidad pública, no habría cobertura de servicios sociales ni prestación por desempleo, no habría Estado ni gobierno ni seguridad, no habría nada", ha manifestado.

No tiene sentido que dos administraciones presten el mismo servicio en el mismo territorio "Se ha producido un proceso de renovación importantísimo, de 42 diputados autonómicos creo que van a repetir en torno a 13 ó 14", ha dicho el secretario general del PSM, que ha asegurado que esos cambios se han realizado "independientemente" de cuál fue la posición de cada militante en las elecciones primarias, "que es algo absolutamente ya desfasado y parte de la historia del Partido Socialista".

Respecto a las encuestas, ha insistido en que encima de la mesa del PSM hay "varios trabajos" que dicen "que hay una mayoría de gente que quiere que se produzca el cambio".

"Hay una mayoría de madrileños que vota el cambio político, que vota Partido Socialista y que vota a otra fuerza política de izquierda para que se produzca el cambio político en la Comunidad de Madrid", ha afirmado Gómez, que no obstante ha reconocido que esos mismos trabajos también dicen que la mayoría de los madrileños cree que va a ganar el PP.

Por otra parte, Gómez ha defendido otra vez la idea de aunar los servicios de Summa y Samur, ya que "no tiene sentido que dos administraciones presten el mismo servicio en el mismo territorio", y de dar una decimoquinta paga a las pensiones no contributivas, que "sólo supone unos 13 millones de euros a las arcas públicas, mientras que el Gobierno de la Comunidad de Madrid se gasta 700 millones de euros en propaganda".

Consulta aquí más noticias de Madrid.