La convocatoria, que llega a los jóvenes a través de correos electrónicos, como ha ocurrido en otros lugares de España, cita en la noche del viernes en el faro de Moncloa, emulando a los últimos "botellones" realizados en Sevilla, llamados allí "barriladas", para "desbancarlos" del singular récord.

El concejal de Seguridad, Pedro Calvo, agradeció irónicamente que se anuncien con antelación ya que "es la forma de que sepamos adónde tenemos que ir y dónde tenemos que estar".

Calvo, que realizó estas declaraciones tras visitar unos talleres de reinserción laboral en Entrevías, afirmó que el Ayuntamiento tratará de evitar "con todos los medios a nuestro alcance que se produzca ese botellón, como lo estamos evitando todos los fines de semana de Madrid".

Prohibido tomar alcohol en la calle

El edil recordó que en Madrid existe una Ley autonómica impulsada y decretada por el entonces presidente y hoy alcalde de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón, que prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas en la calle.

En los últimos tres años hemos conseguido acabar con el botellón

Afirmó que "en los últimos tres años, la actividad de la policía municipal en la calle se ha dedicado con especial interés a luchar contra este asunto y creo -dijo- que hemos conseguido acabar con el botellón, al menos como lo conocíamos, ya que hay grupos que consumen, pero no como antes", insistió.

En opinión de Calvo, lo sucedido en Sevilla, donde se repiten los "botellones" masivos, se debe no sólo a que los jóvenes "la monten", sino "por una imprevisión absoluta por parte de la administración", que "de alguna manera está trasladando no la prohibición, sino el consentimiento".

No será igual que en Sevilla

"En otras ciudades deberían de tomar nota", dijo Calvo antes de asegurar que "lo que sucedió en Sevilla, aquí en Madrid no lo vamos a consentir, y con los medios a nuestro alcance evitaremos que se produzca ese macrobotellón".

Preguntada también al respecto, la subdelegada del Gobierno en Madrid, Pilar Gallego, recordó que si se produce, un "macrobotellón" es, en cualquier caso, de competencia municipal, si bien la Delegación del Gobierno, que trabaja de manera "estrecha y coordinada" con el Ayuntamiento, dispondrá la policía nacional que haga falta.

             NOTICIAS RELACIONADAS