El Gobierno central ha abierto un total de 52 expedientes sancionadores por las condiciones laborales de los trabajadores en obras que dependen del Ministerio de Fomento, como el AVE, el aeropuerto de Lavacolla o la autovía del Cantábrico, y que se llevan a cabo en la Comunidad gallega.

Así lo recoge en respuesta parlamentaria a la diputada nacionalista Olaia Fernández Davila, quien se dirigió al ministerio para conocer los expedientes sancionadores abiertos en la ejecución de obras que son competencia de la Administración central.

Concretamente, en el escrito remitido, el Gobierno indica que se abrieron un total de 52 expedientes, de forma que en A Coruña se practicaron ocho actas de infracción en las obras de ampliación del aeropuerto de Lavacolla y requerimiento en la obra del Puerto Exterior de Punta Langosteira.

En Lugo se abrieron seis expedientes sancionadores en las obras de la autovía del Cantábrico, mientras que en Ourense se registraron otros nueve en las obras del AVE. Por su parte, la provincia de Pontevedra contabilizó un total de 29 expedientes sancionadores en las obras de la alta velocidad ferroviaria.

Precisamente, a este respecto, el Ejecutivo central reconoce en su respuesta que las "actuaciones inspectoras permitieron comprobar que, en el caso concreto de Pontevedra, se sobrepasan las situaciones comunes" y, como consecuencia, se levantaron tres actas de infracción por las condiciones laborales observadas y que "supusieron sanciones por 1250.752 euros".

En su iniciativa en el Congreso, la parlamentaria del Bloque había denunciado situaciones de jornadas "abusivas, sin garantías de seguridad y salud laboral, incumpliendo las condiciones pactadas y una gran temporalidad". "Una situación muy extendida en el sector de la construcción, pero especialmente grave cuando hablamos de obra pública como es el caso del AVE", manifestó la diputada.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.