El buque cementera que permanece atrapado en Libia, y en el que se encuentran tres gallegos a bordo y otros dos tripulantes españoles, ha recibido las autorizaciones para salir del país y el permiso marítimo portuario. No obstante, debido que obtuvo la documentación entrada la noche, el barco, con bandera de Venezuela, parte este domingo.

La mujer de José Marín, uno de los gallegos que se encuentra a bordo, Dulce Fernández Lamas, ha confirmado a Europa Press que el Consulado ha rematado los trámites para que el buque, el 'Corregidora', parta hacia una zona más tranquila, debido a la inestabilidad que se vive en este momento en Libia

En declaraciones a Europa Press, la esposa de José Marín ha explicado que en la tarde de este sábado se ha comunicado con su marido en dos ocasiones, una de ellas, sobre las 17.30 horas (18.30 horas en Libia) para ratificarle que habían conseguido los papeles para poder partir. Posteriormente, pasadas las 20.00 horas (21.00 horas en el país africano) le indicó que tendrían que esperar hasta el domingo para poder abandonar la costa libia.

A bordo del Corregidora, además de los tres gallegos, José Marín (que vive en Narón) y otros dos de Cedeira y A Pobra do Caramiñal, están embarcados un asturiano y un andaluz. Son una treintena de personas, entre las cuales hay de nacionalidad mexicana y hondureña.

Así, una remolcadora tendrá que sacar de la zona del puerto el buque cementera que, aunque todavía no ha podido confirmar José Marín a su esposa, se desplazará con toda probabilidad hacia las costas de Malta, puesto que es el litoral que tiene más cercano.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.