Este domingo, 27 de febrero, se desarrollará a partir de las diez de la mañana en el Seminario de Corbán un encuentro de voluntarios de la Diócesis de Santander que participarán en la organización de los actos previos a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que presidirá Benedicto XVI en Madrid entre el 15 y el 21 de agosto con el lema, "Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe".

Los cinco días anteriores al Encuentro (11 al 15), pernoctarán en Cantabria 5.125 jóvenes de diferentes países del mundo. El delegado diocesano de Juventud, Jesús Casanueva, ha precisado que ya se conoce la procedencia de los 700 primeros peregrinos que acudirán a Cantabria.

Hasta ahora, las nacionalidades de estos jóvenes son Suiza, Puerto Rico, Italia, Pakistán, Estados Unidos, Ecuador, Nigeria y Polonia, siendo suizos la mayoría de los jóvenes que acogerá la región.

Casanueva ha animado a las familias cántabras a acoger a estos chicos durante los cinco días previos al Encuentro de Madrid con el Papa. Todos los jóvenes que vengan están organizados por sus diócesis y parroquias de origen, "por lo que son personas conocidas".

Además, las familias sólo tendrán el compromiso de "alojarles para dormir, ofrecerles el desayuno y crear un ambiente acogedor y cristiano", ya que el resto del día estarán realizando distintas actividades por la región en compañía de grupos de voluntarios de la Diócesis. ENCUENTRO

Precisamente en el Encuentro de este domingo en el seminario de Corbán se reunirán 150 voluntarios que han mostrado su interés por colaborar desinteresadamente en atender a los chicos que pasarán por Cantabria antes de trasladarse a Madrid para encontrarse con Benedicto XVI.

La convocatoria se iniciará a las diez de la mañana por el obispo de Santander, Vicente Jiménez, que se referirá al sentido que tiene la JMJ Madrid 2011. Con posterioridad, se ofrecerá una charla en la que se explicará a los asistentes, en su mayoría jóvenes de muy diversas edades, "cuáles son las características de ser un voluntario en la Iglesia", precisó Casanueva.

Más tarde los asistentes podrán participar en cinco talleres distintos en los que se hablará sobre la logística, las traducciones de idiomas, la catequesis que ha preparado el Papa, y también se impartirán técnicas "en habilidades sociales de cómo recibir, acoger y acompañar a estos jóvenes que acudirán de distintos países del mundo", indicó Casanueva.

Acoger peregrinos

Para acoger a los peregrinos, se ha creado una red de equipos locales en los 16 arciprestazgos de la Diócesis cántabra, "de forma que todo esté coordinado y así conocer con tiempo las posibilidades para albergar y atender a los grupos de jóvenes que lleguen a la región".

Hasta ahora, han mostrado su interés en colaborar distintas instituciones regionales, tales como la Consejería de Cultura, el Ayuntamiento de Santander, la Universidad de Cantabria y la Delegación del Gobierno.

Asimismo se contará con el apoyo de diferentes congregaciones religiosas, sobre todo en lo concerniente al alojamiento de los peregrinos, como puede ser el caso de los pabellones escolares.

Gran acontecimiento eclesial,

Religioso y cultural

Con motivo de la JMJ Madrid 2011, el obispo de Santander ha resaltado que éste "es un gran acontecimiento eclesial, religioso y cultural" organizado con el objetivo de reunir a los jóvenes de todo el mundo.

A lo largo de "su recorrido histórico" desde 1985, las Jornadas Mundiales que se han celebrado fuera de Roma, "han supuesto un impacto espiritual, social, cultural y económico muy potente, que también repercute positivamente en el país de acogida, y así lo será igualmente para la cita de Madrid".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.