La Guardia Civil detuvo en los últimos días a cuatro personas que formaban parte de un grupo organizado de ciudadanos rumanos que habían sido detenidos recientemente (19 de enero actual), en el marco de la 'Operación Dragonir', como supuestos autores de una veintena de robos en distintos establecimientos comerciales de las provincias de Pontevedra y A Coruña, instantes después de cometer el último de sus golpes en la localidad coruñesa de Noia.

Con estas detenciones, se da por finalizada la investigación, cuyo resultado se traduce en la detención de nueve personas, de las cuales siete han ingresado preventivamente en prisión; y el esclarecimiento de unos 45 hechos delictivos cometidos en Galicia, Asturias y Madrid con un montante total en efectos sustraídos valorados en algo más de 450.000 euros.

Según ha recordado el Instituto Armado, el 31 de enero se procedió a la detención de un integrante del grupo cuando se disponía a abandonar el país. Esta persona formaba parte del entramado operativo de la organización y a él se le imputan unos 22 hechos delictivos consistentes en "robos con fuerza", "sustracción de vehículos", "asociación ilícita", "receptación" y "daños".

Además, el 21 de este mismo mes fueron detenidos los otros tres integrantes, uno de ellos fue puesto a disposición de la Audiencia Nacional tras constarle en vigor una requisitoria de búsqueda y detención para extradición por parte de la Interpol, por una condena de 7 años de prisión de un tribunal de Rumanía debido a un delito de tráfico de seres y prostitución de menores cometidos en Madrid.

Otro de los detenidos se correspondería con el receptor habitual de los efectos sustraídos por la organización, así como el encargado de realizar los trámites de falsificación de documentos de identidad.

Sustracción de tabaco

El tercero de los arrestados, que formaba parte del grupo operativo de la organización, está acusado de haber perpetrado, entre otros hechos, la sustracción de tabaco, por valor de unos 40.000 euros, en un estanco de Gijón en noviembre de 2010. Del mismo, se ha comprobado como esta persona había cometido numerosos robos en Madrid con el apoyo de otra rama operativa de la organización.

Tras las detenciones practicadas se han realizado dos entradas y registros en sendas viviendas de la localidad de Madrid utilizadas por los detenidos, todo ello, auxiliados por la comisión judicial del Juzgado de Instrucción número 23 de los de Plaza Castilla (Madrid), donde se incautaron numerosos efectos procedentes de los hechos investigados, abundante documentación falsificada y tarjetas de crédito sustraídas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.