El Departamento vasco de Sanidad estudia la posibilidad de emprender acciones legales contra los sindicatos profesionales de Osakidetza que este viernes alertaron de las "devastadoras" consecuencias de la gestión de Rafael Bengoa, y que pueden crear "una alarma absolutamente falsa e injustificada en la sociedad". El consejero de Sanidad ha censurado las manifestaciones y ha garantizado que los materiales de Osakidetza "son los mismos que los de las mejores clínicas francesas o norteamericas"

Los sindicatos SME, GG.HH. y Satse denunciaron un "alarmante deterioro" de la sanidad pública vasca por la gestión "orientada a situar en el centro de la atención sanitaria al paciente crónico" y las "medidas de recorte en la contratación" y advirtieron del "alarmante deterioro de la sanidad pública".

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Bengoa ha expresado su preocupación porque "se han pasado tres vueltas" en algunas de las críticas. "La peor" actuación, en su opinión, es "utilizar los pacientes y las prótesis como argumento de que la calidad de la sanidad está bajando".

"A nosotros -ha explicado- nos parece que eso crea una alarma absolutamente impresentable. Los pacientes saben perfectamente que estamos poniendo las tecnologías de última generación, todo está certificado y se eligen con los profesionales".

Bengoa ha dicho no entender "cómo un sindicato médico insulta a sus propios profesionales" al afirmar que los médicos están implantando "materiales más baratos de los que corresponde a las necesidades de los pacientes".

Según sus datos, el gasto de Osakidetza en material se ha incrementado este año un 6 por ciento y mantiene los mismos proveedores que hace 10 ó 15 años. "Por tanto -ha dicho- no nos parece de recibo la acusación, es absolutamente falsa".

Ante la "gravedad" de las declaraciones, el consejero ha decidido "poner en manos" de la Asesoría Jurídica del Departamento las declaraciones de los sindicatos "para que analice qué acciones civiles e incluso penales pueden derivarse de unas acusaciones que crean esta alarma absolutamente falsa e injustificada en la sociedad".

Bengoa ha aludido a las palabras de "una persona, en este caso el representante del sindicato médico (en alusión al secretario general, Kepa Urgoitia) que dice que somos unos ineptos y estamos actuando en clave economicista y no tenemos ni idea de lo que quiere decir un paciente" para puntualizar que "lo dice un señor que no ha visto un paciente hace 20 años, es un liberado sindical y, además, gana más que el lehendakari".

"Hace falta poner los puntos sobre las íes, quién ha dicho qué. Lo que quiero -ha agregado- es tranquilizar a los usuarios y garantizar que los materiales que ponemos son los mismos que pueden estar poniendo en las mejores clínicas francesas o norteamericas".

Para el consejero, las actuales críticas se han producido de forma interesada, "en un momento de elecciones sindicales". "Yo no creo que devastadora sea una palabra que se pueda utilizar para la sanidad vasca", ha dicho.

Bengoa ha insistido en que le parece "absolutamente indecente y falso" acusar al Departamento de sanidad y a Osakidetza de intentar ahorrar por los pacientes". "Hemos tenido que hacer uno recortes salariales pero, la masa bruta salarial de Osakidetza, pese a ello, ha crecido un 1,5% en 2010. Tenemos uno de los mejores salarios del país", ha señalado. AHORRO

Bengoa ha admitido que la sanidad pública, no sólo en tiempo de crisis, sino en época de crecimientos, debe "gestionar las cosas de una forma más eficiente". "Hay que hacer bastante más con lo mismo", ha explicado.

En concreto, su Departamento "ha hecho una serie de reorganizaciones", como el cierre de centros los fines de semana, "con más personas concentradas en menos sitios, y con más profesionales".

También, según ha explicado, se ha ahorrado en genéricos, lo que le ha llevado incluso a "una guerra con Farmaindustria" y se ha reducido la derivación a centros privados con el objetivo de "con esos ahorros, comprar nuevos medicamentos, nuevas tecnologías, hacer más quirófanos o construir los dos hospitales en marcha".

"Yo -ha afirmado- no tengo ningún rubor en ser clasificado de eficientista y economicista porque eso es muy bueno para que los pacientes reciban más cosas con el mismo dinero".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.