El príncipe de Asturias y de Girona, Felipe de Borbón, ha inaugurado este viernes la planta piloto de Ordesa-IRTA para la elaboración de productos lácteos, una instalación que es única en el sur de Europa y que se encuentra en el IRTA de Monells.

La planta, en pruebas desde hace un año, está a disposición de otras empresas —no solamente de Ordesa— que quieran investigar nuevos productos, ya que permite ensayar con alimentos ahorrando el 70% del tiempo y del coste de producción que si se hiciera en una planta industrial.

La instalación ha sido concebida para lotes con un máximo de producción de unos 500 kilogramos, lo que ayuda al ahorro del 70%.

Con una superficie útil total de más de 387 metros cuadrados, la planta tiene tres salas que desarrollan las etapas principales del procesamiento: recepción de leche, descremado, evaporado, pasteurización, homogeneización, tractamento UHT y secado 'spray dried', además de una sala para el envasado del producto en polvo.

Al acto, que ha durado más de dos horas, también ha asistido el secretario de Estado de Investigación, Felipe Pétriz, y el conseller de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, Josep Maria Pelegrí, quien ha señalado que este proyecto pone de manifiesto la importancia del modelo de simbiosis entre la empresa privada y la investigación pública.

El presidente del grupo Ordesa, Josep Maria Ventura, ha manifestado su orgullo por tener una planta "pionera en Europa" que permitirá avanzar en los propios procesos de la empresa y también en las de terceros.

Consulta aquí más noticias de Girona.