El joven de 19 años encontrado muerto este viernes por agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Cuenca estaba enterrado en un paraje llamado La Carrasquilla, en el municipio conquense de Cañaveras, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Cuenca a abierto diligencias previas sobre este caso y ha decretado secreto de sumario, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

La Policía Nacional ha abierto la investigación correspondiente para esclarecer todos los aspectos de la muerte de este joven, ha informado la Subdelegación del Gobierno en la provincia en nota de prensa. La autopsia que se practique determinará las causas del fallecimiento. La familia del joven presentó la denuncia el pasado lunes, después de no saber nada del chico desde el jueves anterior.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Cuenca, Julio Magdalena, a preguntas de los medios en rueda de prensa, no ha podido confirmar si este joven figuraba como testigo en la denominada 'Operación Brutus', en la que fueron detenidas a finales de 2009 nueve personas vinculadas a una banda organizada considerada peligrosa y que operaba en la provincia.

Asimismo, ha confirmado que no ha habido ninguna detención relacionada con la muerte de este joven y ha explicado que la nota de prensa enviada desde la Subdelegación se indicó "por error" que había un detenido.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.