El secretario general del PSOE en la provincia de Ciudad Real, Nemesio de Lara, ha dicho "ante la reacción absurda, exagerada y absolutamente insoportable e injusta" que sus palabras han suscitado en la presidenta provincial del PP y alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, y mujeres de este partido que "solo mentes sucias pueden tergiversar sus palabras".

De Lara, ha indicado en nota de prensa el PSOE, ha manifestado en "la defensa de la igualdad rabiosa entre el hombre y la mujer y en defensa de políticas de igualdad de género nadie me podrá superar".

Por ello, De Lara ha destacado que "solamente mentes calenturientas, sucias e inquisitoriales que tergiversan unas declaraciones diciendo no que no se ha dicho merecen una respuesta con esta contundencia".

Es más, el secretario provincial del PSOE ha insistido en que "jamás he osado introducirme en la intimidad de nadie, y menos de las mujeres", mujeres con quienes De Lara ha dicho estar permanentemente en la reivindicación de sus derechos por la igualdad.

"entró a dedo"

Hechas estas matizaciones, De Lara ha indicado que con las palabras que pronunció en la tarde de este jueves se estaba refiriendo claramente al hecho de que "la señora Romero, por si alguien no lo sabía, tiene un puesto de trabajo fijo en el patronato del Centro Asesor de la Mujer y en la Casa de Acogida de Mujeres Maltratadas que tutela la Diputación Provincial", un puesto —ha añadido De Lara— al que "Romero entró a dedo" al ser un cargo de libre designación cuando gobernaba el Partido Popular en la Institución provincial.

"Y cuando cambió el signo político de la Diputación Provincial, se hizo lo lógico con las personas que han entrado a dedo", es decir, entregarle la notificación de su despido, un despido que la propia Romero recurrió a los tribunales, donde logró que se declarara el despido improcedente.

Ante esta decisión, De Lara ha recordado que se optó por hacer caso al juez y "acatamos la sentencia para que precisamente no se me tildara de machista".

Por lo tanto, De Lara ha incido en que es a esto a lo que se refirió con sus palabras "en clave puramente política, y jamás por mi cabeza se me pasó hacer mención ni por asomo a cuestiones de no sé qué tipo se ha querido referir Rosa Romero cuando decía que con mis declaraciones estaba desprestigiando a las mujeres".

Pese a todo, De Lara ha pedido perdón "a cualquier mujer que se haya sentido agraviada, pero pido perdón por nada, porque en modo alguno me metí con ninguna mujer ni en mi cabeza estaba hacer ningún comentario oprobioso contra ninguna mujer", ha precisado.

Finalmente, De Lara ha considerado que "es ahora la señora Romero y los que han contribuido en el día de hoy a meter esta cizaña, a insultar a mi persona y a atacar mi dignidad quienes tendrían que pedir perdón por presuponer algo que jamás ha pasado por mi cabeza".