La Guardia Civil ha detenido en Baena (Córdoba) a I.B.G., de 22 años y vecino de Cabra, como supuesto autor de un delito de robo y otro de hurto, ya que presuntamente habría sustraído joyas y dinero en efectivo de dos viviendas, aprovechando para ello que había sido contratado para realizar labores de reforma en ambos inmuebles.

La Benemérita tuvo conocimiento el pasado día 7 de diciembre de que se había cometido un robo en un domicilio de la localidad, donde el autor, tras acceder al interior de la vivienda, había sustraído varias joyas y dinero en efectivo.

Asimismo, la Guardia Civil tuvo conocimiento el pasado día 10 de enero de que se había cometido un hurto en un domicilio ubicado en el casco antiguo de Baena, donde el autor había sustraído gran cantidad de joyas y dinero en efectivo, valorado todo en 2.000 euros.

La inspección ocular efectuada en los domicilios donde se habían cometido los ilícitos, el 'modus operandi' utilizado y los efectos sustraídos —joyas y dinero en efectivo— hicieron a los investigadores de la Guardia Civil sospechar que los robos pudieran haber sido cometidos por la misma persona.

Las gestiones que el Instituto Armado venía practicando, unidas a los datos aportados por los denunciantes, permitieron a los investigadores saber que ambos sucesos se habían cometido tras la realización de trabajos de reforma y pintura en ambos domicilios.

El avance de las gestiones permitió a la Guardia Civil saber que los trabajos de reforma y pintura habían sido contratados por la misma compañía aseguradora, tras la presentación de parte de desperfectos por los denunciantes, y habían sido realizados por la misma empresa, lo que vino a confirmar las sospechas que la Benemérita venía barajando, como es que los robos pudieran haber sido cometidos por la misma persona.

El desarrollo de la investigación permitió a la Guardia Civil saber que una de las joyas sustraídas en uno de los domicilios había sido vendida en un establecimiento de compra-venta de Baena. Ante ello, los agentes se trasladaron al establecimiento y, tras comprobar que se trataba de una de las joyas sustraídas, que fue reconocida por el denunciante, la Guardia Civil continuó con las gestiones para la identificación, de la persona que había efectuado la operación, que resultó ser I.B.G., de 22 años.

Detenido en plena calle

Ante ello, la Guardia Civil continuó las gestiones para la identificación, localización y detención del autor de los robos, lo que permitió saber que I.B.G. era uno de los trabajadores que habían efectuado las labores de reforma en las dos viviendas donde se habían cometido los robos, lo que hizo a los agentes sospechar que I.B.G. pudiera ser el supuesto autor de los ilícitos.

Por ello, y tras obtener indicios y pruebas suficientes de la implicación de I.B.G. en los robos, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio orientado a su localización y detención, que dio sus frutos en la mañana del pasado día 12 de febrero, tras localizarlo la Benemérita en una calle de Baena, procediendo a su inmediata detención como supuesto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas y un delito de hurto.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.