Descifran el mapa genómico del cáncer de vejiga

  • Es obra de un grupo de oncólogos españoles y americanos.
  • Para detectar anomalías y predecir la respuesta de los pacientes al tratamiento.
El investigador Joaquim Bellmunt.
El investigador Joaquim Bellmunt.
ARCHIVO

Oncólogos españoles y americanos han dado un paso adelante en el análisis del mapa del genoma del cáncer de vejiga para dectar anomalías y predecir la respuesta de los pacientes al tratamiento.

Se trata de investigadores del Hospital del Mar de Barcelona, liderados por el oncólogo Joaquim Bellmunt, la Universidad de Harvard y el Dana Farber Cancer Institut de Boston que anhelan hallar tratamientos personalizados del tumor para mejorar el curso de la enfermedad.

El jefe de Sección de Tumores Sólidos del Servicio de Oncología del Hospital del Mar y coordinador del Instituto Oncológico Teknon, Joaquim Bellmunt, ha celebrado los "avances relevantes" conseguidos en el análisis del genoma del cáncer de vejiga, puesto que "abren nuevas expectativas en el tratamiento personalizado de los cánceres urinarios y genitales.

"La lucha por la supervivencia en este tipo de tumores parece claro que dependen de la optimización de la quimioterapia con terapias efectivas, utilizando indicadores que predigan si el paciente responderá a la quimioterapia e identificando claramente la causa de estos tumores como dianas terapéuticas", ha argumentado Bellmunt.

En su trabajo, se han analizado cerca de 150 muestras tumorales de pacientes tratados con quimioterapia y de los que se conocía su evolución, aunque finalmente sólo resultaron útiles 96 muestras, ha explicado el oncólogo. Un 15% de los pacientes, que sufrían una variedad grave del tumor, registraban una alteración en la zona 1 del cromosoma, según revelan los resultados del estudio.

"En estos casos se recomienda vivamente no someterse a la alta toxicidad de la quimioterapia, porque no sólo no resulta eficaz, sino que reduce la supervivencia del paciente", estimada en unos siete meses en estos casos, ha argumentado Bellmunt, a la luz de los resultados que expondrá en el Simposio de Cánceres Genitourinario, el más importante de la especialidad que se celebra en EE.UU. entre el 17 y el 19 de febrero.

"Se secuenciaron los genes y se correlacionó la agresividad del tumor con dianas terapéuticas", ha confirmado el oncólogo, que ha revelado la detección de anomalías genéticas similares a los cánceres de pulmón en los de vejiga, lo que abriría la puerta al uso de tratamientos efectivos para combatir el citado tipo de cáncer de pulmón.

"Debemos aprovechar los receptores que ya teníamos" y que se han demostrado útiles como dianas terapéuticas para combatir la progresión tumoral, ha remarcado Bellmunt, el único representante español en el congreso, que impartirá la conferencia Biología computacional del cáncer de vejiga.

Objetivo: personalización del tratamiento

El objetivo final del trabajo es seguir adelante en los tratamientos personalizados del cáncer, como ya es una realidad generalizada en los casos de los de mama, pulmón, colon y recto y estómago. En el futuro ya no se clasificará a los tumores como de mama, colon, recto y vejiga, sino que se clasificarán por patrones de anomalías genéticas como el Her2 del cáncer de mama", ha observado el investigador, que ha aventurado que la práctica personalizada en el caso del cáncer de vejiga podría empezar a ser una realidad en un año para algunos tipos.

De hecho las alteraciones en el tumor mamario tipo Her2 se han detectado también en algunos cánceres gástricos, a los que actualmente ya se les administra una vacuna disponible hasta entonces contra el tumor de mama, ha ejemplificado Bellmunt como una práctica óptima que debe imponerse en todas las especialidades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento