'Pa Negre' sorprende en unos Goya marcados por la ley Sinde

El presentador de la gala, Andreu Buenafuente, posa junto a los premiados en la gala de los Goya.
El presentador de la gala, Andreu Buenafuente, posa junto a los premiados en la gala de los Goya.
Jorge París

25 años no se cumplen todos los días. Un escenario perfecto: el Teatro Real de Madrid. Un presentador genial: Buenafuente. Y como protagonistas, las estrellas de nuestro celuloide. Los premios Goya celebraron su 'ceremonia de plata' y dieron otra ¿noche especial? al cine español, que encumbró a Pa Negre (Pan Negro) como la mejor película nacional de 2010 al lograr nueve galardones. Hubo esta vez poco suspense, pues a medida que avanzaba la noche la cinta de Agustí Villaronga se iba consolidando como la vencedora. Y no faltaron los 'invitados incómodos'. Primero, la lluvia. Después, el espontáneo Jimmy Jump. De forma constante, cientos de personas que protestaron durante la alfombra roja y durante toda la gala a través de Internet contra la ley Sinde.

Si otras galas pasadas de los Goya se han recordado, por ejemplo, por el "No a la guerra" o por la ausencia o no de Pedro Almodóvar, la de este 2011 será la de la ley Sinde. Hay que destacar, por primera vez en este tipo de ceremonias, que el discurso del presidente de la Academía ha supuesto el momento álgido de la noche. Álex de la Iglesia no se cortó y habló de la ley Sinde, aunque sin mencionarla expresamente. "Dicen que he provocado una crisis. Puede parecer que llegamos a esta gala separados. Pero es por la lucha de cada uno por sus convicciones. Pero cada uno lucha por lo mismo, que es el cine", afirmó. Y dejó es su despedida una frase para recordar y, de paso, para reflexionar: "Internet es la salvación de nuestro cine".

Antes de la gala, la web de la Academia de Cine quedó bloqueada por el grupo Anonymous y decenas de personas se concentraron ante el Teatro Real para protestar contra la ley antipiratería. "Contra la ley Sinde, el pueblo no se rinde", era uno de sus cánticos. La pena es que algunos protestaran con el lanzamiento de huevos a los invitados de la gala. Jorge Drexler, ganador del Goya a la mejor canción, recordó el incidente en su discurso: "Voy a seguir viviendo de esto por muchos huevos que me tiren".

Los Goya hablan catalán

La gala de este 2011 de los Goya deja un hito histórico: es la primera vez que una película rodada integramente en una lengua cooficial (en catalán) logra alzarse como vencedora. Nueve Goyas para Pa Negre (Pan Negro). Una gran cosecha para este filme que reflexiona sobre los duros años de la postguerra civil en Cataluña y que sirve para consolidar, aún más, a un director de la talla de Agustí Villaronga. Mejor película, mejor director y mejor guión adaptado (firmado por el propio Villaronga) para una cinta que, a priori, iba a cumplir un papel secundario.

Pero no sólo se ha conformado con eso. Su protagonista Nora Navas ha sido considerada como la mejor actriz del año y se ha apostado por los niños del filme Marina Comas y Francesc Colomer, dándoles los premios de interpretación en la categoría de revelación. Laia Marull también se llevó la estatuilla como mejor actriz de reparto. Los Goyas a la mejor dirección artística y a la mejor fotografía completaron el palmarés de la película.

El otro gran premio de la noche fue para Javier Bardem. Es la quinta vez que el actor sube a recoger un Goya. Esta vez por su papel en Biutiful. El galardón le sirve para quitarse la espina por no llevarse el Bafta británico, que también se entregaba esta noche. "Muchas gracias por este reconocimiento. Lo recibo como un abrazo de cariño y apoyo a mi profesión. Y se lo dedico a mi mujer y a mi hijo por despertarme cada día el corazón y la sonrisa". Vale, sí, un momento rosa. Pero ha sido la gran dedicatoria de la noche.

Karra Elejalde, por También la lluvia, completa el cuadro de actores y actrices premiados. Se lo llevó en la categoría de mejor actor de reparto.

Más premios

Pa Negre (Pan Negro) dejó poco para los demás. Pero dejó. Buried (Enterrado) se llevó tres Goyas: guión original, montaje y sonido, que dejaron buen sabor de boca. Mientras, También la lluvia (mejor actor de reparto, banda sonora y producción) y Balada triste de trompeta (mejor maquillaje y efectos especiales) sonaron más a perdedoras. ¿Castigo de la Academia a De la Iglesia y Bollaín?

La gala dejó, por último, el reconocimiento a un grande de nuestro cine: Mario Camus. El Goya de Honor 2011 hizo un discurso de defensa a nuestro cine "por encima de lo que viene de fuera". Destacar también el Goya al mejor documental para Bicicleta, cuchara, manzana, la película sobre el alzheimer con Pasqual Maragall como protagonista.

Buena presentación, mala organización

Ni sí ni no, sino todo lo contrario. Buenafuente ha gustado en la presentación, pero no tanto como el año pasado. Ha tenido la misma chispa, sí, pero el listón estaba alto y quizá las expectativas han jugado en su contra. Genial sus gags sobre la ley antipiratería ("Espero que a Sinde le 'emule' la gala, quiero decir que le mole..."). Con todo, hay presentador para los Goya para mucho tiempo.

Mal ha estado la organización. Se ha ido varias veces la luz, por ejemplo, en algunas zonas del Teatro Real y la gala quedó lastrada por su duración: más de tres horas con presentaciones tediosas. Y hubo un fallo importante de seguridad que supone el Goya a la vergüenza de la noche. Para Jimmy Jump, este espontáneo que se dedica a ser protagonista en actos de este tipo. Salió antes de darse el premio a Bardem. Momento para olvidar. Hasta estas líneas dedicadas a él sobran. Sirvan de denuncia. Las cierro con lo dicho por Buenafuente sobre el incidente: "Me avergüenzo del tipo este imbécil que acaba de salir. Como lo coja...".

Guste o no. Siempre recibiendo críticas. La gala de los Goya logró una audiencia de 4,3 millones de espectadores (un 25,4% de share). Se convirtió así en la segunda gala más vista de la historia de los premios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento