Uno de los abogados explica que el "tinglado" de la Alpul busca "desprestigiar" al alcalde de Lugo

Considera que los representantes de la asociación tienen terrenos "y han querido una calificación urbanística en las alegaciones" al PGOM
Xosé Clemente López Orozco
Xosé Clemente López Orozco
EP

Uno de los abogados que acompañó al juzgado al alcalde de Lugo, Xosé Clemente López Orozco, con motivo de su comparecencia como imputado por un supuesto delito de injurias ha destacado que la Asociación por la Defensa de la Legalidad del Plan Urbanístico de Lugo (Alpul) "está montando todo este tinglado" para "desprestigiar" al regidor y defender sus "intereses particulares".

Sobre las 11.30 horas entró en el despacho de la jueza del Juzgado de Instrucción Número 2 el alcalde de Lugo y, seguidamente, la delegada del área de Urbanismo, María Novo, por una imputación a ambos por un supuesto delito de injurias.

Tras una comparecencia rápida de los dos cargos públicos, el abogado Rafael Iruzubieta comentó, en declaraciones a los medios, lo que había sucedido con la acción judicial que promueve la Asociación por la Defensa de la Legalidad del Plan Urbanístico de Lugo.

Según ha comentado, el alcalde respondió a las cuestiones planteadas por la jueza. "Pero no hemos querido responder de Alpul", ha dicho el letrado, "para no entrar en una polémica de preguntas y respuestas ante unos señores que están actuando de una manera improcedente".

Además, ha advertido de que el testimonio del alcalde, palabras ratificadas en su día como suyas por la delegada de Urbanismo, "no pueden ser nunca constitutivas de un delito de injurias, ni por asomo hubo ánimo de injuriar".

Iruzubieta ha insistido en todo momento en que la asociación que ha promovido la querella, "revestida de un nombre pomposo", no es más que "un sindicato de intereses particulares". "Están montando todo este tinglado, con el fin de desprestigiar al alcalde y defender sus propios intereses particulares", ha subrayado.

Calificación urbanística

También ha señalado que los representantes de la asociación tienen terrenos en Lugo "y han querido que se les diera una calificación urbanística en las alegaciones que realizaron al Plan General", que no se les ha concedido".

Este abogado ha animado a los integrantes de Alpul a que "si están descontentos", cuando el plan sea firme, ahora pendiente de aprobación definitiva por la Xunta, "que se vayan al juzgado de lo Contencioso-Administrativo, pero no a un juzgado Penal. "No tiene ni pies, ni cabeza, desde mi punto de vista", ha sentenciado.

En el ámbito urbanístico, en los juzgados de Lugo se han abierto dos diligencias, en una de las cuales no hay imputados, pero sí se fijaron medidas cautelares de paralización de una obra, y otra que instruye el mismo juzgado número 2 por un supuesto delito de prevaricación, por el que tendrá que declarar María Novo.

En el asunto de este jueves, el juzgado instructor había admitido a trámite una querella interpuesta por un representante de Alpul después de que el alcalde dijera que tratan "de esconder sus vergüenzas", al cuestionar con declaraciones e iniciativas judiciales, el PGOM de Lugo que está pendiente de aprobación definitiva por la Xunta de Galicia.

En las diligencias judiciales se señala que los hechos que motivaron la querella "presentan características que hacen presumir la posible existencia de un delito de injurias".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento