El informe definitivo del Plan Nacional sobre Drogas, que ha sido avanzado por la Cadena SER y que será presentado oficialmente el próximo martes desvela que para los jóvenes españoles el tabaco es mucho más perjudicial para su salud que el hachís.

Según este análisis muchos adolescentes no fuman ni un cigarro, pero consumen porros de forma habitual, ya que en su mayoría estiman que el cannabis es una sustancia prácticamente inocua, cuando lo cierto es que su consumo continuado puede provocar fobias y trastornos graves en el cerebro.

De camellos a camellos electrónicos
La ONU advierte su preocupación por el aumento de las ventas de fármacos ilegales y de drogas como el "éxtasis" a través de Internet, que después son distribuidos por el correo tradicional y resultan difíciles de detectar.

El presidente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU, Hamid Ghodse, señaló que "en la era de Internet" se pueden obtener productos que requieren receta médica por la red, lo que puede ser una causa de riesgo para la salud.

"El contrabando de drogas por correo plantea una amenaza importante para la ley y ha registrado un aumento constante en el último año"

Esta situación no es nueva, pero la dimensión del fenómeno a nivel internacional sí lo es debido a la implantación de las nuevas tecnologías", añadió Hamid Ghodse, al presentar el informe anual de la entidad.

"El contrabando de drogas por correo plantea una amenaza importante para la ley y ha registrado un aumento constante en el último año", destaca la JIFE, que pide a las autoridades policiales que se preste más atención a esta tendencia de delitos telemáticos.

Las drogas tradicionales, las sintéticas y determinados fármacos que requieren receta médica son los productos más demandados on line, especialmente el "éxtasis" (MDMA) y el ácido "hydroxybutyric gamma" (GHB), una droga sintetizada hace 40 años como anestésico, pero desechada por sus efectos secundarios y es más peligrosa que el "éxtasis"