La Plataforma '¡Vía Conectora, así no!', formada por una centenar de personas y el GOB, ha pedido la paralización cautelar del proyecto de la vía conectora, así como la realización de un estudio integral sobre movilidad.

Según ha informado el GOB en un comunicado, este estudio debería incluir no solo datos de tráfico, sino también de las horas punta de mayor flujo de vehículos, las razones de los desplazamientos, procedencia y destino de los mismos, vehículos utilizados o la movilidad generada por nuevas infraestructuras previstas en el planeamiento ya sea municipal o supramunicipal, entre otros aspectos.

Asimismo, han solicitado que la tramitación de la vía se haga como proyecto único y que vaya acompañado de la correspondiente evaluación de impacto ambiental.

La Plataforma ha señalado que, en caso de que el Consell decida seguir adelante con el proyecto actual, no disolverán esta entidad hasta que se atienda sus demandas. Concretamente, piden la reducción de la actual autovía de cuatro carriles con una velocidad de 100 Km/h a una vía comarcal desdoblada (de cuatro carriles) con velocidad máxima de 80 Km/h.

También solicitan un nuevo trazado por la zona norte de Son Castelló (Sa Indioteria) y en la intersección con la carretera de Sóller para minimizar el impacto en las casas de los vecinos. Además, creen que se debería de respetar la zona de reserva que se propuso inicialmente en el Plan Sectorial de Carreteras.

Otra de las exigencias de la Plataforma es que se diseñen nuevas propuestas de conexión con la nueva vía conectora en todos los tramos que no consuman tanto territorio.

Además, pide la realización de un estudio de los accesos de los vecindarios a sus casas para minimizar los impactos en los desplazamientos una vez construida la nueva vía.

La Plataforma ha tildado el proyecto presentado por el Consell de "engaño" al considerar que no se ajusta a lo anunciado en 2008 por la institución. En este sentido, ha lamentado que el Consell prometió "un proyecto respetuoso con el territorio y con las personas" y no "un megaproyecto" como el actual.

Así, han detallado que el proyecto prevé una vía de gran capacidad de 15 kilómetros de longitud, con cuatro carriles en el nuevo eje radial que rodeará la ciudad desde el Coll de'n Rabassa hasta el polígono de Can Valero, apertura de más de siete kilómetros de nuevo trazado en suelo rústico dejando centenares de afectados en las barriadas de Sa Indioteria, Son Sardina, Sa Cabana y el Secar de la Real, entre otros.

Además, ha agregado que el "megaproyecto" implica la construcción de 14 nuevos puentes, algunos dobles (de entre seis y nueve metros de altura) y una inversión de 157 millones de euros.

La Plataforma ha anunciado su intención de llevar a cabo una campaña de acciones públicas para conseguir el replanteamiento del proyecto.

En este sentido, se están preparando, entre otras cosas, actuaciones divulgativas, movilizaciones, acciones simbólicas y recogida de firmas. Así mismo, ya se han iniciado contactos para mantener reuniones con los diferentes responsables políticos del Consell, grupos de la oposición y otras administraciones afectadas.