El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha defendido la sanidad pública como uno de los pilares fundamentales, junto con la educación, en la labor de su Gobierno al entender que ambos elementos son clave para lograr una "sociedad más fuerte" al proporcionar seguridad presente y futura.

Así lo ha resaltado durante su intervención en la inauguración del Hospital de Alta Resolución de Alcalá la Real (Jaén), en la que ha indicado que el carácter público de los servicios sanitarios implica que son de todos los ciudadanos que, por lo tanto, deben mantener una actitud de responsabilidad siendo "colaboradores" del centro y manteniendo un diálogo de "mutua comprensión" con las personas que trabajan en él, que son "lo más importante".

Junto a ello, ha defendido la salud pública porque implica igualdad de oportunidades y una misma atención sin distinción de origen o recursos. "La salud no se compra ni se compra su protección. Es de todos y todos tenemos que hacer un esfuerzo por protegerla", ha subrayado para abogar, por eso y a pesar de los malos tiempos económicos, por no acometer recortes en el gasto social. En este sentido, ha aludido a la educación y a la salud como "los dos elementos que hacen que una sociedad sea fuerte, se sienta a gusto con ella misma". "Son los que proporcionan seguridad: en el futuro, la educación, y en el presente, la protección de la salud", ha apostillado.

A mejorar estas prestaciones contribuye, precisamente, el nuevo Hospital de Alta Resolución de Alcalá la Real, cuyo edificio ha considerado "magnífico". Se trata del tercero de estos centros que la Consejería de Salud pone en marcha en la provincia y el décimo en la comunidad y lo sitúan como referente del modelo de atención sanitaria del futuro, en el que la alta resolución, las consultas por acto único y los más avanzados medios diagnósticos y tecnológicos se aúnan para ofrecer una asistencia de calidad, innovadora, eficiente y cercana.

Esta infraestructura ha supuesto una inversión de 21,5 millones de euros, financiada por la Junta para construir y equiparla. Con la apertura de estas instalaciones, se da respuesta al compromiso de que ningún municipio esté a más de 30 minutos de un dispositivo de atención hospitalaria. En concreto, serán referente para el municipio donde está ubicado y para las localidades de Frailes y Castillo de Locubín, atendiendo a una población de casi 30.000 habitantes. A ello se une la creación de 141 empleos directos, cifra a la que habría que sumar los puestos indirectos y de servicios que se generen.

Innovación organizativa y tecnológica

El edificio dispone de 10.230 metros cuadrados construidos distribuidos en cuatro plantas. En la planta baja se encuentran el área directiva y de administración y el área de rehabilitación y fisioterapia; en la primera planta están las consultas de especializada, las urgencias, el área diagnóstica y el laboratorio; en la segunda planta se ubican el área quirúrgica y la zona de hospitalización, y en la planta sótano se localizan las áreas de electromedicina, almacenes, vestuarios, farmacia y la sala de servicios generales y mantenimiento.

Los habitantes de la zona van a tener a su disposición las especialidades de Análisis Clínicos, Anestesia y Reanimación, Aparato Digestivo, Cardiología, Cirugía General y Aparato Digestivo, Hematología y Hemoterapia, Medicina Interna, Neumología, Obstetricia y Ginecología, Oftalmología y Óptica, Otorrinolaringología, Radiodiagnóstico, Rehabilitación, Traumatología y Cirugía Ortopédica, Urología, Dermatología y Cuidados Críticos y Urgencias.

Además, los servicios de las especialidades de Anatomía Patológica, Farmacia Hospitalaria y Medicina Preventiva serán facilitados por los facultativos de estos servicios en la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Alto Guadalquivir.

Evitar casi 79.000 DESPLAZAMIENTOS

Se estima que la puesta en marcha de estas consultas van a evitar cerca de 79.000 desplazamientos de la ciudadanía que, hasta ahora, tenía que ir a sus hospitales de referencia a ver atendidas sus demandas asistenciales. Esto supone una importante mejora en la calidad asistencial de la comarca y de todo Jaén, puesto que descarga de actividad asistencial dichos centros. De hecho, la actividad que desarrollará puede aproximarse a 27.530 consultas externas, 1.086 intervenciones y 33.000 urgencias anuales.

Como es habitual en la planificación sanitaria, la apertura de los servicios se realizará de forma progresiva. Así, a partir de este miércoles comenzarán las consultas externas; en abril se iniciará la actividad en los quirófanos, y en septiembre entrarán en funcionamiento las urgencias, con lo que el centro estará a pleno rendimiento.

El Hospital de Alta Resolución de Alcalá la Real es el tercero de los cuatro con los que va a contar la provincia de Jaén y se suma a los puestos en marcha en julio de 2005 —Sierra de Segura— y diciembre de 2006 —Alcaudete—. Posteriormente, se unirá a ellos un centro de similares características en Cazorla.

Consulta aquí más noticias de Jaén.