Un total de 31 personas fallecieron en accidentes registrados en el Pirineo aragonés en 2010, 14 más que el año anterior en el que murieron 17 personas; 6 más que en 2008, con 25 víctimas mortales y 12 más que en 2007, en el que fallecieron 19 personas.

Estos datos se desprenden del balance de 2010 que hoy se ha dado a conocer en la Subdelegación del Gobierno de Huesca. Ante el crecimiento constante en el número de fallecidos, la Guardia Civil ha vuelto a pedir precaución a todas aquellas personas que acuden a realizar diversas modalidades deportivas al Pirineo altoaragonés.

En el año 2010, la Guardia Civil ha rescatado a 660 personas en el Pirineo, de ellas, 403 resultaron ilesas, 226 heridas y 31 muertas. Un total de 576 personas fueron rescatadas en el 2009, de las que 306 se encontraron ilesas, 253 heridas y 17 sin vida.

El teniente coronel de la Guardia Civil, Carlos Crespo, ha manifestado que "sobre todo, destaca el número de fallecidos, con 31 en 2010 y es la cifra más alta desde el año 2005 en el que se contabilizaron 26 muertes". Crespo ha informado de que "este año hemos empezado mejor que en 2010, con menos rescates en enero, menos rescatados y menos fallecidos".

En 2010 crecieron especialmente los accidentes relacionados con el senderismo, con un total de 162 intervenciones de rescate. La mayor parte de los accidentes se concentraron en verano y en los meses de diciembre y enero.

El Subdelegado del Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, ha pedido precaución para reducir las cifras. "Desde aquí queremos hacer una llamada de atención para que todos los que disfruten de la naturaleza de esta provincia tengan en cuenta siempre una serie de precauciones. Con carácter general, siempre hay que ir suficientemente informado y tener conocimiento del medio en el que van a estar y de la climatología y, sobre todo, mucha prudencia".

La Guardia Civil ha recomendado, antes de realizar una actividad deportiva, conocer el lugar al que se va a acudir, informarse sobre el tiempo que va a hacer, ir acompañado y con el móvil cargado y llevar el material adecuado. En este sentido, un dispositivo ARVA, una sonda y una pala, son tres elementos básicos que todo aquel que va a la montaña debe llevar consigo.

Consulta aquí más noticias de Huesca.