El líder de UGT en Catalunya, José Maria Álvarez, ha asegurado que el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, tendría que irse después de que este organismo planteara el martes desvincular las subidas salariales de la inflación.

"Lo que tendría que hacer este hombre es marcharse definitivamente y pagar las consecuencias de una crisis que fundamentalmente es una crisis financiera", ha afirmado Álvarez en Lleida en una jornada de la organización agraria URAPAC-UPA.

El secretario general del sindicato en Catalunya ha considerado que Fernández Ordóñez debería mirar cuales son sus obligaciones y cumplirlas y después decirles a los demás lo que tienen que hacer.

"Primero que nos explique por qué nos han costado los bancos 180.000 millones de euros, por qué las cajas están en la situación en la que están y después, si le queda tiempo, que nos explique alguna cosa más", ha aseverado.

También se ha referido a la propuesta de la canciller alemana, Angela Merkel, de fijar los salarios a la productividad y no a la inflación, afirmando que no puede entender como una "señora liberal como Merkel" lo es para todo menos para las relaciones entre las partes.

"Que nos dejen a los empresarios y a los sindicatos negociar productividad, IPC, como hemos venido haciendo, por otro lado" ha reclamado Álvarez, para quien no es verdad que en este país la negociación colectiva haya pilotado siempre sólo sobre el coste de la vida.

"Hay algunos convenios que introducen elementos relacionados con la productividad", ha aseverado.

Su organización es de la opinión de que uno de los problemas que tiene el mercado español es la falta de productividad, por lo que trabajará para su mejora.

Para Álvarez, este es un debate de las partes: "Yo estoy convencido de que con la CEOE podremos avanzar".

Ha considerado que la CEOE igualmente tiene una posición flexible al agregar: "Tenemos en puertas la negociación de la reforma de los convenios colectivos y creo que este es el marco en el que tenemos que encajar todos estos temas".

"Nosotros somos un país con unas características determinadas, con una inflación absolutamente disparada y eso también tiene que estar presente a la hora de negociar los convenios colectivos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Lleida.