El Consejo de Administración de Futurbinder SA ha retirado su oferta por la planta de Artes Gráficas de Toledo —que suponía recolocar a 70 trabajadores y fijaba una cuantía de 400.000 para prejubilaciones, además de quedarse con la planta por 2.375.000 euros— después de conocer la cuantía económica que pedían los administradores, cifra que se desconoce.

Finalmente esta empresa tampoco ha presentado, como así lo tenía previsto, la oferta que elevaba a cuatro millones de euros los activos actuales de la planta y que también incluía recolocar a 70 trabajadores, según han señalado los secretarios de Acción Sindical de UGT y CCOO, Javier Collado y Mariano Martín, a la salida de la reunión con representantes de Futurbinder, el Ayuntamiento de Toledo, y la autoridad laboral.

En cambio, Futurbinder sí ha presentado este miércoles en el Juzgado una oferta de dos millones por la maquinaria de la planta con el fin de comprar en un futuro una superficie, posiblemente en el Polígono Industrial de Toledo y en cualquier caso en esta ciudad, en el que se establecerían y contratarían a unos 30 trabajadores. Esta tercera propuesta excluye el plan social.

Esta oferta, ha explicado Mariano Martín, supondría reabrir "una actividad distinta en cuanto a volumen y menos ambiciosa", tras la que "queda en el aire" toda la parte social, que en la primera oferta también establecía las condiciones de incorporación, el mantenimiento del trabajo en la planta y el respeto a las condiciones laborales acordadas con anterioridad por los trabajadores.

El responsable de Acción Sindical de CCOO ha indicado que, en cualquier caso, los sindicatos se muestran "totalmente escépticos" de que esta nueva oferta —de la que todavía no disponen po r escrito los sindicatos— sea aceptada por los administradores. "Es más estamos convencidos de que no lo van a hacer y de que va a quedar en papel mojado".

"Los trabajadores ya están hartos de que se les utilice por todos sitios", ha declarado Martín, quien ha apuntado que los empleados "evidentemente se mantendrán a la expectativa, pero desde luego ya con las fuerzas mermadas y con las esperanzas por los suelos".

Cuantía de la planta

Asimismo, y preguntado por la cuantía que piden los administradores por la compra de la planta, el representante de CCOO ha dicho que los sindicatos se han mantenido al margen del aspecto económico porque "ese chalaneo, ese gitaneo se tenía que dar entre los administradores y Futurbinder y por eso no hemos entrado".

Mariano Martín ha agregado que los sindicatos no van entrar "y ahora menos" en la parte económica porque las cantidades que les han avanzado en conversaciones privadas y por teléfono "luego no se concretan en la realidad", como ha ocurrido con la oferta de cuatro millones.

Por este motivo, ha afirmado que "de eso preferimos ni hablar y es algo que, con este gitaneo, parece un mercado, sin tener en cuenta que los que hay por medio son trabajadores y son familias".

Otras ofertas

De otro lado, en respuesta a los periodistas sobre las posibles ofertas de una empresa inglesa y otra portuguesa, Javier Collado ha indicado que los sindicatos no tienen constancia de esas ofertas, y ha señalado que "en ese proceso no entramos", puesto que "es un proceso puramente mercantil y económico donde las partes son quien compra y quien vende".

Consulta aquí más noticias de Toledo.