Fuentes del caso han informado a Europa Press de que, durante la celebración del juicio en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial, el imputado, identificado como L.V.F., ha negado que agrediera sexualmente a su ex pareja el día 30 de diciembre de 2007, aunque sí ha admitido que el día 5 de enero de 2008 le envió un mensaje diciéndole 'te mato, no lo olvides, no me cuesta...'".

De igual modo, y según han explicado las mismas fuentes, el procesado ha reconocido durante la vista oral, que ha quedado vista para sentencia, que, a los pocos días, rompió la luna del vehículo propiedad de la víctima "por celos", un hecho que le comunicó por medio de un mensaje de móvil enviado el día 13 de enero de 2008.

La víctima, identificada como S.S.F., ha ratificado ante el Tribunal que fue agredida sexualmente por el procesado, mientras que la Fiscalía ha elevado a definitiva su petición para el acusado de diez años de cárcel por un delito de agresión sexual; un año de prisión por un delito de amenazas leves, y diez días de localización permanente por una falta de daños, así como el pago de 6.000 euros por los daños morales ocasionados y 235 euros por los daños producidos en el vehículo.

Los hechos

En su escrito de acusación, consultado por Europa Press, el Ministerio Público relata que el procesado, que mantuvo una relación sentimental con la víctima entre los meses de junio de 2006 y 2007, pidió a su ex pareja el 30 de diciembre de 2007 que lo dejara subir a su domicilio "por cuanto se encontraba mal anímicamente y necesitaba hablar con ella".

Así, añade que, tras acceder S.S.F. a esta petición, y una vez en la vivienda, el imputado "intentó besarla, sin conseguirlo ante la resistencia" de la víctima, tras lo cual "la agarró fuertemente de los brazos, a la vez que le abofeteaba la cara mientras le subía la falda y le arrancaba las medias y las bragas con la intención" de abusar sexualmente de ella, "lo cual no consiguió ante la resistencia" de la víctima, que "le rogaba para que no siguiera en su actitud".

Según prosigue la Fiscalía, en un determinado momento S.S.F. intentó coger el teléfono móvil para avisar a la Policía, "arrebatándoselo el procesado, quien lo tiró por la ventana dejándolo inservible". Además, agrega que, "ante los ruegos" de la víctima, el procesado "le dijo que si le realizaba una felación la dejaría tranquila, a lo que ella accedió presionada por la violencia anterior manifestada por el procesado, consumándose dicho acto en contra de lo que era su voluntad".

Asimismo, el Ministerio Público pone de manifiesto que, desde que ocurrieron estos hechos, el procesado "no dejó de acosar a su ex pareja enviándole mensajes en tono intimidatorio, y el día 5 de enero de 2008 le envió un mensaje diciéndole 'te mato, no lo olvides, no me cuesta...'". Además, el día 13 de enero de 2008 le envió un nuevo mensaje en el que le comunicaba que le había roto la luna del vehículo de su propiedad, habiéndose tasado los daños ocasionados en 235 euros.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.