El cadáver de la mujer cuya desaparición fue denunciada en Benicàssim (Castellón) hace un mes ha sido hallado por su propio hijo en el garaje de su vivienda, sin signos de violencia, y en una zona de difícil acceso, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

El hijo de la víctima fue el que dio el aviso a la Guardia Civil cuando bajó al garaje de la vivienda, concretamente a una especie de almacén de difícil acceso, a recoger algo y encontró el cuerpo sin vida de la mujer, que podría permanecer allí desde su desaparición.

Aunque en principio el cadáver no presenta signos de violencia, la Guardia Civil está a la espera de los resultados de la autopsia para aclarar las causas de la muerte, según las mismas fuentes.

El juzgado número 3 de Castellón se ha hecho cargo del caso y ha decretado el secreto de las actuaciones, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Consulta aquí más noticias de Castellón.