Entre los arrestados se encuentra un matrimonio que realizaba labores de limpieza y mantenimiento en los inmuebles, y presuntamente aprovechaban esta condición para informar al resto del grupo de los sistemas de seguridad, los lugares donde se encontraba el dinero y las entradas y salidas de los moradores.

La Policía inició una investigación el pasado mes de noviembre a raíz de la comisión de un robo violento en una vivienda de Denia, en el que tres individuos, encapuchados y con armas de fuego, entraron en un domicilio y tras amordazar a los moradores, sustrajeron joyas, material electrónico, relojes, una escopeta de caza y 275.000 euros en efectivo.

Tras una ardua investigación conjunta de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante —UDYCO— y el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría Local de Denia, los agentes centraron sus pesquisas en el entorno cercano a las víctimas, concretamente sobre el personal de servicio de la vivienda asaltada.

Los investigadores pudieron establecer la presunta implicación de la chica de la limpieza y su pareja, que trabajaba como jardinero en la finca, quienes junto con un primo de este último y su mujer supuestamente habían planeado y ejecutado el robo.

La mujer encargada de la limpieza de la vivienda informaba al resto del grupo de los sistemas de seguridad que disponía el domicilio, los lugares en los que se encontraban las joyas, dinero y efectos de valor así como las ausencias, entradas y salidas de los propietarios.

Una vez que los agentes tuvieron todos los datos operativos procedieron a la detención de los cuatro investigados en sus domicilios de Denia y Valencia.

En los registros practicados en los inmuebles se han intervenido más de 50.000 euros, la mayor parte escondidos en el falso techo de la cocina; 100 gramos de cocaína; útiles para la manipulación de sustancias estupefacientes; documentación falsa; equipos electrónicos y de telefonía móvil; joyas y diversa ropa usada en el asalto.

Robo anterior

A los arrestados se les atribuye además otro robo con fuerza, perpetrado en febrero del año 2009, en una vivienda propiedad del padre de su última víctima, en la que también trabajaron como empleados.

En esta ocasión sustrajeron 38.000 euros en efectivo, siete relojes —uno de ellos valorado en 6.500 euros— y numerosas joyas, aprovechando la ausencia de sus moradores. Entre los efectos recuperados hay diversos objetos de los que fueron sustraídos en los robos.

Los detenidos, de nacionalidad colombiana y de edades comprendidas entre 28 y 36 años, serán puestos a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Denia este jueves, según han informado las mismas fuentes.

Consulta aquí más noticias de Alicante.