Oficina
Las oficinas supusieron el 22% del total.

La inversión en activos inmobiliarios no residenciales españoles supuso un importe de 4.400 millones de euros en 2010, lo que arroja un aumento del 41% en comparación a un año antes, según datos de BNP Paribas Real Estate.

Pese a que las condiciones de financiación empeoraron en el transcurso del año"De esta forma, la inversión en edificios de oficinas, logísticos y comerciales, entre otros, ubicados en España representó casi un 10% del volumen total de 45.800 millones contabilizado en toda Europa el pasado ejercicio.

Todo ello pese a que, según la firma, "las condiciones de financiación empeoraron en el transcurso del año debido a los problemas de las finanzas públicas españolas".

Más comerciales que oficinas

Según la firma, durante 2010 los fondos institucionales regresaron al mercado tras casi dos años de ausencia, si bien los inversores privados fueron los que dominaron la actividad inversora.

Por tipos de activos, los de 'retail' (comerciales) coparon el 45% de la inversión y fueron así los que atrajeros el mayor interés de los inversores, por delante de las oficinas (con el 22% del total).