El Consell de Mallorca y el Govern firmarán próximamente un convenio para destinar una partida de 2,3 millones de euros a la intervención paisajística y mejora de zonas degradadas de la isla, como son el Monasterio de La Real, Cala Millor, la antigua central térmica de Alcudia, el entorno de Son Reus, el corredor de Santa Maria a Consell y la restauración de unos tramos viarios de S'Estalot, s'Esgleieta y la red de miradores del Pla de Mallorca.

La presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, ha informado de este acuerdo en una rueda de prensa en la que ha hecho un balance de las actuaciones desarrolladas por el Consell en materia urbanística y de territorio durante esta legislatura. La presidenta de la institución ha estado acompañada por la consellera de Territorio, Maria Lluïsa Dubón.

Armengol ha señalado que la modificación definitiva del Plan Territorial de Mallorca (PTM) permitió la eliminación de 19 Áreas de Reconversión Territorial (ART), así como la creación de una áreas de intervención paisajística, que tenían como finalidad la recuperación de zonas degradadas de la isla.

En este sentido, ha anunciado que han llegado a un acuerdo con el Govern para destinar 2,3 millones de euros de las inversiones estatutarias de 2010 a la intervención de estas zonas. (

Habrá ampliación)