'La Lectura', de Pablo Picasso
Fotografía cedida por Sotheby's que muestra al cuadro 'La Lectura' (1932), de Pablo Picasso. EFE

El cuadro 'La Lectura' (1932), de Pablo Picasso, una obra dedicada a su amante y musa Marie Thérèse Walter e indiscutible plato fuerte de una subasta celebrada en Londres, ha superado este martes en Sotheby's las estimaciones de los expertos al alcanzar los 25.241.250 libras (29.744.296 euros). La prestigiosa casa había calculado por dicha obra un valor que oscilaría entre los 12 y los 18 millones de libras (de 14 millones a 21 millones de euros).

Siete compradores han pujado por la obra, tanto en la sala de subastas como por teléfono No obstante, sus vaticinios se quedaron cortos puesto que la obra del pintor español rebasó con creces los cálculos de los expertos durante la puja por 42 obras de arte impresionista y moderno de distintos autores. Y es que por el citado cuadro se pagó más del doble del menor de los precios estimados, según indicó una portavoz de Sotheby's. La casa de subastas comentó que "por 'La Lecture' pujaron siete compradores, tanto en la sala de subastas como por teléfono" y añadió que "después de seis minutos de acalorada competencia, el cuadro se vendió, finalmente, a un comprador anónimo que pujó por teléfono".

La protagonista de la pintura, Marie Thérèse, que sólo tenía 17 años cuando la conoció el artista español, en 1927, tras abordarla a la salida de una boca de metro de París, aparece sentada en un sillón con la cabeza inclinada hacia arriba y los ojos cerrados mientras un libro abierto descansa sobre su regazo. El pintor mantuvo en secreto su relación con esa joven durante varios años al continuar casado con Olga Khoklova, una bailarina de los "Ballets Russes", de Diaghilev, y debido, también, a la corta edad de Marie Thérèse. Los expertos han comparado el cuadro con otro titulado 'El Sueño', pintado el mismo año, a causa de la similitud de composición de ambas obras.

Otra de las pinturas de Picasso que triunfó durante la subasta de este martes y que fue adquirida por 1.721.250 libras (2.028.321 euros) fue un exquisito retrato de la que fuera la esposa del pintor, Olga Khoklova, de 1923, (Portrait D'Olga), trazado en el estilo neoclásico que caracteriza la obra del artista de los años veinte. Y otro Picasso que tampoco defraudó fue "Compotier et verres", pintado en 1943 y cuyo precio acordado se mantuvo dentro de lo previsto por los expertos: 802.850 libras (946.079 euros).