El Parlament insta al Gobierno a compensar a los establecimientos que invirtieron para separar las zonas de fumadores

El Parlament ha aprobado, con los votos del PP y UM (Grupo Mixto) y el rechazo del PSIB y Bloc, una Proposición No de Ley de los 'populares', mediante la cual ha instado al Gobierno central a compensar a aquellos establecimientos que, en cumplimiento de la Ley Antitabaco de 2005, realizaron inversiones para adaptar sus locales, con la finalidad de proteger los derechos de los no fumadores.
Tabaco
Tabaco
WIKIMEDIA COMMONS

El Parlament ha aprobado, con los votos del PP y UM (Grupo Mixto) y el rechazo del PSIB y Bloc, una Proposición No de Ley de los 'populares', mediante la cual ha instado al Gobierno central a compensar a aquellos establecimientos que, en cumplimiento de la Ley Antitabaco de 2005, realizaron inversiones para adaptar sus locales, con la finalidad de proteger los derechos de los no fumadores.

Durante el Pleno de la Cámara, el diputado del PP Gaspar Oliver ha señalado que estas inversiones que realizaron los bares, cafeterías y restaurantes de más de 100 metros cuadrados, "ya no sirven para nada", tras la entrada en vigor de la nueva Ley Antitabaco, que prohíbe fumar en todos los establecimientos cerrados, razón por la cual, ha considerado de "justicia" compensar a sus propietarios por el gasto realizado y que "no recuperarán".

En esta línea, ha indicado que estos establecimientos se vieron "prácticamente obligados" a llevar a cabo inversiones "extraordinarias" para separar sus locales en áreas de fumadores y no fumadores, con el fin de evitar que los clientes se fueran a otros establecimientos de menos de 100 metros cuadrados en los que no era necesario realizar ningún tipo de obra para separar ambas zonas.

Muy contraria ha sido la opinión de la parlamentaria socialista María Luisa Morillas, quien ha defendido que "no es necesaria" la compensación económica a los propietarios de establecimientos que habilitaron zonas para fumadores, en virtud de la anterior Ley, teniendo en cuenta que estas inversiones eran "voluntarias y no una imposición", ya que podían haber optado por prohibir fumar.

En similares términos se ha expresado el diputado del Bloc Miquel Ángel Llauger, quien ha manifestado que "la gran mayoría" de establecimientos "no hicieron obras de envergadura", por lo que, a su entender, el sistema de habilitar zonas de fumadores "no ha sido efectivo" para los no fumadores, dado que se basaba en "instalar mamparas y elementos móviles, que no suponían una barrera para el humo".

Por su parte, Oliver ha precisado que su grupo no cuestiona la nueva Ley Antitabaco, sino que ha defendido su "bondad", si bien ha criticado el hecho de que entre en vigor en un momento de crisis económica "terrible", en el que la nueva normativa puede tener unas "consecuencias nefastas", dado que los empresarios "ven cómo pierden sus clientes fumadores".

Por ello, ha recordado que están habilitando sus terrazas instalando estufas para que los clientes puedan salir a fumar en invierno sin pasar frío y, en este sentido, ha estimado que también se debería financiar estas inversiones a los propietarios de estos establecimientos en este "momento difícil".

Respecto a esta cuestión, Llauger ha recordado que esta petición no estaba contemplada en la Proposición No de Ley, al tiempo que ha pedido a los 'populares' que aclaren su postura, respecto a la nueva normativa antitabaco, teniendo en cuenta que esta formación la aprobó junto al resto de fuerzas en el Congreso de los Diputados.

"sólo un 3%

De locales hizo alguna reforma"

Mientras, Morillas ha recordado que sólo el 3 por ciento de los 350.000 bares, cafeterías y restaurantes de España de más de 100 metros cuadrados acometieron algún tipo de inversión para adaptarse a la Ley de 2005, al tiempo que ha dicho que aquellos que sí reformaron sus establecimientos, "probablemente, ya lo habrán rentabilizado".

Por otro lado, ha indicado que las reformas que se llevaron a cabo resultaron "ineficaces", ya que, en muchos casos, las zonas de fumadores de las que no lo eran "se distinguían por los ceniceros puestos en las mesas".

Finalmente, Llauger ha reconocido que es "cierto" que algunos empresarios han hecho obras, por lo que, a su juicio, sería "razonable y lógico" que recibieran alguna compensación, si bien "han pasado cinco años y hay dificultades para determinar qué obras se adaptaron a la anterior Ley y para saber quién guarda las facturas y quién no", ha sostenido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento