Jordi Hereu, alcalde de Barcelona.
Jordi Hereu, alcalde de Barcelona. HUGO FERNÁNDEZ

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, me recibe en su despacho, donde charlamos durante 53 minutos y 23 segundos.

Usted dice "para superar la crisis, la mejor Barcelona". ¿Se ha perdido?
La mejor Barcelona es una ciudad que ha hecho un esfuerzo, no sólo su gobierno, sino también las entidades, empresas y su gente, para dar respuesta a la crisis. Hemos invertido y hemos desarrollado políticas sociales más que nadie, hemos reforzado el mantenimiento del espacio público y no hemos perdido posiciones. Otras ciudades, sí.

¿Qué tiene de progresista qe alguien vaya en pelotas por la Via Laietana?Pero la ciudad ha cambiado.
El impacto de la crisis es evidente. Pero veo una buena actitud.

En el último Barómetro, los barceloneses le reclamaban más, de acuerdo con los impuestos que pagan...
La crisis crea preocupación. Veo exigencia en la gente, pero también capacidad de aportar cosas.

¿Qué le queda por hacer?
Todos tenemos ahora un gran reto, que es superar la crisis y crear ocupación. Y nosotros tenemos un puerto, un aeropuerto, mucho más metro, el AVE que nos conectará con Europa. Al fin y al cabo nos genera posibilidades. Ahora, los servicios sociales son más potentes. Tenemos más emprendedores que nunca, una marca más reconocida en el mundo y hemos puesto las bases de un nuevo modelo económico.

El alcalde siempre ha hablado de mantener la cohesión social. Pero, ¿prohibir el burca o vetar el nudismo en la calle contribuyen?
Lo del burca responde a la necesidad de crear condiciones para la igualdad y mejorar la convivencia.

Hace cinco años que hacemos informes de gente que nunca ha cumplido ninguna norma¿Vetar el nudismo es de izquierdas?
Las políticas progresistas son las que generan inversión en todos los barrios, que crean condiciones de igualdad... Me siento absolutamente progresista defendiendo el nudismo en los espacios habilitados, pero otra cosa es la imposición de alguien que quiere ir en pelotas por la Vía Laietana. ¿Qué tiene de progresista esto? Una cosa es el nudismeo y otra, el nuditismo. Las barreras entre derechas e izquierdas no están en esto, sino en derechos fundamentales, como la sanidad o la educación.

¿Esta frontera tampoco llega a tratar el tema de los okupas?
Se debe respetar la convivencia.

¿Y con respecto a la inmigración?
Creo en la igualdad de derechos y la necesidad de pedir el cumplimiento de las obligaciones. Respecto al rraigo, si alguien no cumple reiteradamente las normas de civismo, un ayuntamiento tiene derecho a emitir informes al Estado. En Barcelona hace cinco años que hacemos informes de algunos ciudadanos que nunca han cumplido ninguna norma. En cuanto al reagrupamiento familiar, no es potestad del Ayuntamiento. Forma parte de un derecho fundamental. En Barcelona tenemos un buen acuerdo de inmigración, que siempre se ha considerado positivo.

¿Se ha adelantado lo suficiente en seguridad?
Hemos puesto 1.000 policías más y hemos invertido mucho en una guardia urbana capaz de afrontar los retos. La crisis influye sobre la seguridad. El aumento progresivo de agentes no se debe parar. La seguridad requiere un pacto de país. Es falso que seamos el centro de la inseguridad.

Al presidente, Artur Mas, le reclamó infraestructuras...
Le exigí que no se paren y él me lo garantizó. El ajuste de las finanzas de la Generalitat no se puede hacer en Barcelona.

No puedo decir que Barcelona no vuelva a celebrar más referéndums en el futuroEl programa del PSC en las autonómicas contemplaba ampliar más el horario del metro.
Depende de la ATM. Yo lo defendería, pero mucho me temo que, más bien, el gasto se reducirá.

Tras el referéndum de la Diagonal, ¿no hará más?
La crisis hace que ciertas preguntas en ciertos momentos no sean bien recibidas. Pero reaccionamos rápido y, sí, fue un error. En el futuro no puedo decir que Barcelona no vuelva a hacer más consultas.

¿Creyó en el túnel del AVE?
Era imprescindible. O pasaba por el centro o la Sagrera o no se haría. Ahora tenemos gran parte del norte de la ciudad en transformación y esto nos permitirá reenlazar barrios y generar una nueva centralidad.

¿Ciutat Vella ha alejado al Ayuntamiento del movimiento vecinal? Lo digo por el asunto del hotel del Palau...
No hay caso del hotel del Palau. Hay una tramitación urbanística con la que puedes estar de acuerdo o no, pero que no tiene ninguna clase de implicación. Todo se ha hecho con buena fe, con publicidad. En Barcelona se hace un buen urbanismo democrático y pactado con la gente. Es honesto, transparente, debatido. En el caso del hotel, puede haber discrepancia con alguien, pero no hay nada enal. El fomut del Palau no es el hotel, que es una operación de distracción del hecho fundamental, sino que hubo gente que robó recursos.

Siempre ha defendido a Bragado.
Sí, porque hacemos urbanismo a cara descubierta.

¿Volvería a contar con él?
Eso es otra cosa. Siempre he defendido su honorabilidad, por eso es teniente de alcalde.

En Ciutat Vella, los derechos y las obligaciones son sagrados¿Y con Itziar González?
Haberla perdido es un error. Ella ha expresado una nueva etapa de Ciutat Vella, donde todo el mundo presiona a nivel urbanístico, económico, y ella defendía el interés general siempre. Pero nos queda el Plano de Usos, que es toda una declaracio de intenciones para ordenar las actividades en el distrito. En Ciutat Vella, los derechos y las obligaciones son sagrados y, a veces, te has de enfrentar a los poderes.

¿Qué me dice de Carles Martí?
En el proceso de la Diagonal, estuvimos todos, también la oposición, pero sólo nosotros hemos asumido responsabilidades con su dimisión.

Y, ahora, primarias en el PSC. ¿Se ha sentido traicionado por su partido?
No creo que esa sea la expresión. Con algunos, puedes discrepar. Lo afronto con normalidad, como una oportunidad para fortalecer el proyecto si se hace bien. Pero si te peleas, no es posible.

¿No se ha sentido sólo o apartado?
Ahora quiero encarar esto en positivo.

¿Prefería a Mascarell como rival?
Él ha escogido ser conseller de Cultura. Lo respeto, pero no es el que yo habría elegido.

Tenemos el Ayuntamiento más saneado¿Quién es peor adversario, Tura en las primarias o Trias en las municipales?
Deseo que quien gane las primarias salga fortalecido para hacer el gran debate democrático con nuestro adversario, que es muy diferente a nosotros.

¿Cuál es el gran activo de Hereu ante Tura?
La Barcelona actual, que ha invertido más que nunca en los barrios, que ha hecho una apuesta por las políticas sociales, que triunfa en el mundo. Esto no son teorías. Tenemos el Ayuntamiento más saneado. Ahora es imprescindible ser solvente, sino no puedes explicar nada del futuro.

¿Y ante Trias?
Él expresa que se puede romper la cohesión y la convivencia. No invertirá igual en los barrios, desprotegerà la política social. Conmigo, el Ayuntamiento no será nunca un negociado de la Generalitat, no será un elemento subordinado, sino un proyecto autónomo.

¿Qué implicaría este negociado?
Una menor capacidad de todo. Con Trias no tendríamos la Sagrera; él la habría hecho en Sant Cugat.

Si nuestro proyecto lidera Barcelona es porque constantemente lo transformamosSí, pero el PSC ya lleva muchos años en el Ayuntamiento. ¿No hace falta renovarse?
Si nuestro proyecto lidera Barcelona es porque constantemente lo transformamos. Hace cuatro años cuidábamos a 15.000 abuelos con teleasistencia. Ahora son más de 50.000. Es un chiste de mal gusto que Trias se defina como socialdemócrata.

Ya, pero las encuestas...
No nos son demasiado favorables en ninguna parte porque las corrientes generales nos afectan, pero yo defenderé que Barcelona es atractiva porque está cohesionada y tiene glamur porque tiene equidad.

LA RAMBLA

¿La Rambla es un problema?
Es un símbolo. Si dejas que la lógica del mercado tome la Rambla, cada centímetro estaría lleno de una actividad. Por lo tanto, quiero ordenarla.

La Rambla son los metros cuadrados más golosos del mundo¿Sacando las pajarerías?
Nos toca aplicar una ley que salió del Parlament. Habrá una negociación pactada. La Rambla son los metros cuadrados más golosos del mundo y cualquier actividad no se puede permitir. Necesitamos una Rambla más esponjada, con menos elementos en el centro, que la gente pueda pasear. Y, además, debemos preservar la seguridad y el civismo de la zona, que nadie se apropie de la Rambla, que sea de todo el mundo. Por lo tanto, has de ordenar las paradas, las estatuas y la calidad.

¿Y el tráfico?
El esquema actual funciona.

¿El objetivo es que sea reconocida por la Unesco?
Es evidente, porque es uno de los paseos más singulares. Se está instalando un comercio de mucha calidad. Ésta debe ser la tendencia y que nadie se la haga suya.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.