El dirigente de la oposición egipcia Mohamed ElBaradei acudió este domingo a la plaza de la Liberación, epicentro de la revuelta popular que comenzó el martes en Egipto, y prometió a los manifestantes que "el cambio llegará".

"Lo que hemos comenzado no tiene marcha atrás", dijo ElBaradei en un mensaje que pronunció, megáfono en mano, a parte de los miles de manifestantes que se encontraban esta noche en ese punto del centro de El Cairo, según la cadena de televisión Al Arabiya.

Este es el comienzo del fin El premio nobel de la Paz, muy criticado dentro de Egipto por sus largas ausencias del país, llegó a El Cairo el pasado jueves para sumarse a las manifestaciones que comenzaron el último martes y que buscan la renuncia de Hosni Mubarak, en el poder desde 1981.

Aprovechando la presencia de miles de manifestantes, que llevan días reuniéndose en esa plaza sin que se hayan levantado tribunas públicas, ElBaradei se dirigió a ellos para reiterar declaraciones que ha hecho en los últimos días.

"Este es el comienzo del fin", agregó ElBaradei, según la cadena qatarí de televisión Al Yazira.

Nos han robado nuestra libertad "Nos han robado nuestra libertad", insistió el ex director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), quien resaltó que la oposición tiene una demanda clave: "La renuncia del régimen".

El dirigente de la oposición también pidió a Mubarak que se aparte del poder y prepare el terreno "para un gobierno de unidad".

Un cambio inminente del régimen

La presencia de ElBaradei en la plaza de la Liberación se produjo poco después de que se conociera que grupos de la oposición, como los Hermanos Musulmanes y la Asamblea Nacional por el Cambio, que encabeza ElBaradei, anunciaran la creación de un comité para analizar con el Ejército el final del régimen Mubarak.

"El comité podría mantener mañana una reunión con responsables militares para analizar un posible cambio del régimen en Egipto", dijo el dirigente de los Hermanos Musulmanes Saad Katatni.

Se trata del primer paso que dan los grupos de la oposición para establecer puentes de comunicación con los militares, que desde las últimas horas están ocupando altos puestos del Estado y desde el viernes por la noche se han hecho cargo de la seguridad en Egipto.

Perfil del líder opositor

Tras su aparición en la plaza de la Liberación, Mohamed ElBaradei demuestra ser la cara visible de la oposición y probable aspirante a la presidencia de Egipto desde que regresó al país a principios de 2010.

Cuestionó a EE UU sobre las armas de destrucción masiva ElBaradei (El Cairo, 1942) estudió derecho por la Universidad de El Cairo. Su carrera política comenzó en 1964 en el ministerio egipcio de Asuntos Exteriores, y trabajó en misión permanente de la ONU para Egipto tanto en Nueva York como en Ginebra.

En 1984 entró en la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), una organización intergubernamental bajo el auspicio de la ONU, en la que ocupó el cargo de director general entre 1997 y 2009.

Su credibiliad política en Oriente Medio llegó en el momento en que cuestionó las afirmaciones sobre las armas de destrucción masiva, el pretexto de EE UU para invadir Irak en 2003.

En 2005, durante su mandato en la AIEA, fue galardonado con el premio Nobel de la Paz por su trabajo por prevenir la proliferación nuclear.

Según indica BBC, los analistas dicen que para algunos egipcios, la petición de ElBaradei como posible presidente se sustenta en el hecho de que es un civil (Egipto ha sido gobernada por militares desde que la monarquía fue derrocada hace más de 50 años) y que carece de acusaciones por corrupción.