Detenidos por provocar 27 accidentes de tráfico colocando grandes piedras en las carreteras

  • La Guardia Civil ha detenido a dos jóvenes, de 26 y 27 años de Huércal Overa (Almería), como presuntos autores de varios delitos contra la seguridad vial.
  • Colocaban piedras de grandes dimensiones cubiertos con lonas negras en el carril derecho de la autovía y cerca del de desaceleración.
  • Actuaban durante la madrugada de los fines de semana.
Atasco en una carretera.
Atasco en una carretera.
Archivo

La Guardia Civil ha detenido a dos jóvenes, de 26 y 27 años, vecinos de Huércal Overa (Almería), como presuntos autores de varios delitos contra la seguridad del tráfico al provocar hasta 27 accidentes de circulación en carreteras de Lorca y Puerto Lumbreras (Murcia) y de cinco municipios almerienses próximos.

Fuentes de la Guardia Civil han indicado que las investigaciones que han permitido su detención se iniciaron en mayo y en ellas han participado más de 50 agentes de las comandancias de Murcia y Almería.

Los detenidos usaban piedras de grandes dimensiones o hitos de vértice, también llamados "gorros de obispo" cubiertos con lonas negras, que colocaban en la carretera, siempre en el carril derecho de la autovía y cerca del carril de desaceleración.

Actuaban durante la madrugada de los fines de semana o vísperas de festivos y su principal zona de influencia ha sido la autovía del Mediterráneo A-7 desde Lorca (Murcia) hasta Vera (Almería) y en la A-92-N entre las localidades almerienses de Vélez Rubio y Chirivel.

El primer accidente denunciado e investigado que se les atribuye ocurrió el 21 de octubre y después se han detectado otros 26 hasta el pasado 23 de enero, aunque en ninguno se han registrado daños personales. La Guardia Civil también ha determinado que los detenidos provocaron la quema de 52 contenedores de basura y de nueve coches en Puerto Lumbreras, Huércal Overa y Arboleas entre mayo y agosto de 2010.

Según la misma fuente, la detención de los dos jóvenes se produjo el pasado domingo, cuando circulaban en un Seat Toledo cerca de una nave industrial ubicada en Huércal Overa, horas después de que el coche fuera avistado en otra carretera donde habían puesto un obstáculo de grandes dimensiones ocupando un carril.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento