CCOO C-LM cree que el acuerdo de pensiones "no es el punto de llegada" sino el primer paso para buscar otros consensos

El secretario regional de CCOO en Castilla-La Mancha, José Luis Gil, ha señalado que el acuerdo sobre la reforma del sistema de pensiones que han alcanzado esta madrugada el Gobierno y los agentes sociales "no es el punto de llegada" sino el primer paso "para empezar a caminar en la línea distinta de buscar consensos para que este país pueda tener más tranquilidad".
José Luis Gil
José Luis Gil
EP

El secretario regional de CCOO en Castilla-La Mancha, José Luis Gil, ha señalado que el acuerdo sobre la reforma del sistema de pensiones que han alcanzado esta madrugada el Gobierno y los agentes sociales "no es el punto de llegada" sino el primer paso "para empezar a caminar en la línea distinta de buscar consensos para que este país pueda tener más tranquilidad".

Una tranquilidad "hacia adentro y hacia fuera, para reforzarnos frente a los ataques externos y garantizar derechos básicos de los trabajadores", ha destacado José Luis Gil en rueda de prensa, acompañado por el responsable regional de Acción Sindical, Jesús Camacho, y del secretario regional de Política Institucional, Lucas Sánchez.

En materia de pensiones, el acuerdo pasa por elevar a los 67 años la edad legal de jubilación excepto en el caso de las carreras largas de cotización que, con 38,5 años cotizados, podrán acceder al 100% de la pensión.

Según Gil, en la asunción de ese acuerdo y en la consecución del cambio "sustancial" de las propuestas planteadas por el Gobierno central ha tenido mucho que ver la huelga general celebrada el pasado año 2010.

De su contenido, una vez aprobado por el Consejo de Ministros, ha destacado los beneficios que aportará a los jóvenes del país que tendrán garantizado el sistema de pensiones cuando culmine su vida laboral, algo que no era así "hace apenas unas horas, por culpa de las ansias de meterle un bocado a este gran negocio".

Además, el responsable regional de CCOO ha indicado que la jubilación a los 67 años no es ni obligatoria ni generalizada, y aunque el Gobierno "pretendía hacerlo", la posición de CCOO y UGT ha impedido que esto sea así.

Beneficio para los becarios

Junto a los jóvenes, José Luis Gil ha reseñado los beneficios que aportará el acuerdo para los becarios "que estaban desatendidos" y ha resaltado que se instaure un nuevo derecho subjetivo, que es el de que los trabajadores de forma individual puedan jubilarse a los 63 años de edad si les interesa.

También ha subrayado que la jubilación anticipada se mantenga a los 61 años y ha valorado que se vaya a elaborar un catálogo de trabajos "penosos, tóxicos o peligrosos para el acceso a la jubilación".

No obstante, ha reconocido la existencia de elementos "controvertidos" en la negociación, como el incremento del periodo de cálculo de la pensión, todavía por cerrar, o que para jubilarse a los 65 años haya que haber cotizados más años, pero ha insistido en que este acuerdo es "la llave para hablar de más cosas" ya que sin él "no habría más cosas".

Finalmente, tras recordar que "la clave de bóveda para garantizar una pensión adecuada" es el mercado de trabajo, ha destacado la relevancia de este acuerdo porque "va más allá", de tal forma que en la negociación bilateral entre empresarios y sindicatos para la negociación colectiva puede haber "un cambio de actitud de la patronal que puede permitirnos discutir hasta el mes de marzo cómo somos capaces de dar una respuesta al cambio operado en este país en el mercado productivo y los convenios colectivos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento