Nicolás (CECAM) dice que 2010 ha sido un año "muy malo" para las empresas y avisa de que 2011 puede ser "igual de malo"

El presidente de la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), Ángel Nicolás, ha aseverado este martes que el año pasado ha sido un "ejercicio muy malo para las empresas castellano-manchegas" y ha avisado que el próximo año "puede ser igual de malo" si no se toman las medidas necesarias para salir de la crisis económica.
Ángel Nicolás
Ángel Nicolás
EP

El presidente de la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), Ángel Nicolás, ha aseverado este martes que el año pasado ha sido un "ejercicio muy malo para las empresas castellano-manchegas" y ha avisado que el próximo año "puede ser igual de malo" si no se toman las medidas necesarias para salir de la crisis económica.

A su entender, 2010 ha sido el peor año desde que comenzó la crisis económica, pero "muy difícilmente nos podremos recuperar en los próximos años porque no se ha puesto solución a los principales problemas", como es la financiación de las empresas.

Asimismo, considera necesarias "reformas de calado urgentes en el sistema financiero, en las pensiones y el mercado de trabajo". Además, ha pedido a las administraciones medidas para fomentar la competitividad que pasan por una menor carga impositiva, apoyar a la innovación y apostar por la educación.

Del mismo modo, ha dicho que la negociación colectiva debe llevar a acabo una "reflexión seria" sobre la flexibilidad, la movilidad y los salarios para que las empresas puedan afrontar la situación de una manera más competitiva.

Según ha detallado, en la región se han disuelto 292 sociedades mercantiles y el número de pymes se ha reducido en un 12 por ciento. La provincia más afectada por la crisis ha sido Toledo, principalmente por la caída de las industrias de la cerámica y madera, dependientes del sector de la construcción, mientras que la provincia en la que menos ha afectado la crisis es Albacete, ha explicado.

Pacto por c-LM

En relación con el Pacto por Castilla-La Mancha, ha recalcado que si no existiera, a día de hoy la región se encontraría en una situación "peor" porque ha actuado como "muro de contención", aunque ha lamentado que no se hayan desarrollado los principios relacionados con la financiación de las empresas.

En esta línea, ha apuntado que las entidades financieras exigen a los empresarios "condiciones leoninas" para refinanciar su deuda y para acceder a préstamos.

En cuanto a la medida del Gobierno de nacionalizar parcialmente algunas cajas y bancos, el presidente de la patronal ha afirmado que "personalmente" cree que es una muy buena medida que se establezca un capital mínimo del 8% de los activos, aunque cree que esta medida debería haberse realizado en el 2007, "cuando las entidades financieras tenían cierto pulmón financiero".

Sobre la posición de los hosteleros toledanos ante la Ley Antitabaco, ha dicho que éstos deben "ser escuchados" y ha añadido que la normativa se aplica "con dureza en un momento muy duro", por lo que en su opinión "no hubiera pasado nada" por comenzar a aplicarla el próximo año.

Por otro lado, Nicolás ha negado que la CECAM haya perdido fuerza en la CEOE con la llegada de Joan Rosell, ya que sigue "en los tres órganos de Gobierno", y ha asegurado que la patronal castellano-manchega hizo esfuerzos, junto con otras regiones, para convencer a Gerardo Díaz Ferrán que convocara elecciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento