El cadáver de la mujer tras el tiroteo en la calle Cervantes de Zaragoza.
El cadáver de la mujer tras el tiroteo en la calle Cervantes de Zaragoza. (EFE) EFE/Javier Cebollada

Los hechos se registraron en la noche del pasado 6 de febrero, cuando el matrimonio se disponía a recoger su coche del garaje ubicado en el número 11 de la calle de Cervantes, donde tiene su domicilio social la empresa de Colell, Arquitempo, S.L.

Tres individuos abordaron a la pareja disparando contra ellos y resultando muerta la mujer, mientras que su esposo pudo salvar la vida.

El empresario, en sus declaraciones ante la Policía, afirmó que los individuos se habían identificado como miembros del GRAPO.

"Secuestro económico"

La familia del empresario Francisco Colell manifestó el pasado viernes mediante un comunicado que los autores de estos hechos son miembros del GRAPO y que intentaban perpetrar un secuestro por motivos económicos.

"Los asaltantes se identificaron ante sus víctimas como miembros de los Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre (GRAPO)" y afirmaron que se trataba de un "secuestro por motivos económicos".

Todo ello lo hicieron con una "correcta expresión verbal y en tono de absoluta frialdad", continuaba el comunicado.

"La entrada de un automóvil en el garaje, hizo que los miembros del grupo terrorista se mostraran repentinamente nerviosos y se desatara un forcejeo", concluye .

    NOTICIAS ANTERIORES