Straw dice que algunos paquistaníes ven "carne fácil" en las mujeres blancas

  • Jack Straw fue ministro del Interior y de Exteriores con de Tony Blair.
  • Estas afirmaciones se producen después de que dos paquistaníes fueran condenados por varias agresiones sexuales.
  • Ha pedido a la comunidad paquistaní que sea "más abierta" para tratar este asunto.
El ex ministro Jack Straw.
El ex ministro Jack Straw.
WIKIPEDIA

El ex ministro Jack Straw, uno de los políticos británicos más influyentes de los últimos años, cree que algunos paquistaníes residentes en el Reino Unido abusan sexualmente de las mujeres blancas porque las ven como "carne fácil".

La afirmación se produce un día después de que dos paquistaníes fueran condenados a largas penas de cárcel en Nottingham (norte de Inglaterra) por su responsabilidad en las agresiones sexuales contra un alto número de adolescentes de entre 12 y 18 años, en su mayoría procedentes de entornos sociales problemáticos.

El tribunal que les condenó consideró probado que Mohammed Liaqat, de 28 años, y Abid Saddique, de 27, eran los responsables de un grupo que organizaba y filmaba violaciones colectivas de las jóvenes por las que cobraban dinero a otros hombres.

En declaraciones a la BBC, Straw, que fue ministro del Interior y de Exteriores durante los Gobiernos laboristas de Tony Blair y que hoy es diputado, pidió a la comunidad paquistaní que sea "más abierta" para tratar este asunto y buscar soluciones.

Straw matizó que "los paquistaníes no son los únicos que cometen delitos sexuales" y destacó que "las instalaciones destinadas a los agresores sexuales en las cárceles están llenas de hombres blancos".

"Pero hay un problema específico que implica a los hombres de origen paquistaní, que tienen como objetivo a las jóvenes blancas vulnerables", agregó el político, que pidió a la comunidad paquistaní que analice "por qué está ocurriendo esto".

Straw lo atribuyó a que "estos hombres jóvenes que están en una sociedad occidental actúan como cualquier otro hombre con efervescencia de testosterona y buscan una salida para eso".

El problema, en su opinión, radica en que "las muchachas de origen paquistaní no están a su alcance" y en que "se espera de estos hombres que se casen con una paquistaní de Pakistán".

"Por eso, buscan otros caminos y encuentran a esas mujeres jóvenes, chicas blancas que son vulnerables y que en algún caso están en programas sociales, a las que ven como carne fácil", dijo.

La vulnerabilidad de las jóvenes las convierte en presa fácil para "caer en la trampa", porque estos hombres "no dejan de darles regalos y drogas" para cumplir sus objetivos.

Mohammed Shafiq, director del grupo juvenil musulmán Ramadhan Foundation, reconoció que estos abusos pueden deberse en parte a los prejuicios existentes en parte de la comunidad asiática.

"Hay una percepción de que estos hombres jóvenes no ven a las chicas blancas como iguales o valiosas, de que consideran que no tienen la estatura moral que ven en sus propias hijas o en sus propias hermanas, algo que es un error", manifestó.

"Es una forma de racismo aborrecible en una sociedad civilizada", indicó Shafiq, que subrayó no obstante que "la raza no tiene nada que ver con esto" y que lo que hay detrás de acciones como las de los dos hombres paquistaníes condenados este viernes es una situación de falta de oportunidades y de entornos afectados por las drogas.

Helen Brayley, del Instituto para la Seguridad y la Criminología del University College de Londres, también pidió que no se saquen conclusiones precipitadas que vinculen raza y crimen.

"Cuando el asunto de la raza se plantea tan rápidamente, uno puede no ver muchas otras cosas que ocurren en otras áreas", afirmó.

Brayley advirtió de que "crear estereotipos raciales sin tener una base científica" es muy peligroso porque puede afectar y crear un estigma social sobre la totalidad de una comunidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento