Los 150 inspectores de la Consejería de Sanidad y Consumo no han encontrado en la Región de Murcia "anomalías importantes" en la aplicación de la Ley Antitabaco en las 20 inspecciones realizadas entre este lunes y este martes, en los dos primeros días de aplicación de la norma, según informó a Europa Press el jefe del Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la Dirección General de Salud Pública, Blas Marsilla.

De momento, Marsilla dijo que la Consejería de Sanidad, que es el órgano competente en materia de procedimiento sancionador y de control en esta materia, no ha recibido ningún tipo de sanción ni denuncia en este sentido por parte de las policías locales o Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Así pues, los inspectores han realizado un total de 20 inspecciones, fundamentalmente, en establecimientos "más bien de carácter grande, que reúnen muchos requisitos para hacer más compleja la aplicación de la norma, como hoteles con cafetería, restaurantes y salones de celebraciones".

En este sentido, el responable de la Comunidad Autónoma reconoció que, salvo "algún error" en cuanto al cartel indicativo que prohibe fumar, que probablemente no era correcto y no se ajustaba a lo que explicaba la Ley, los inspectores "no han encontrado ningún otro tipo de anomalía".

Los inspectores han verificado que los establecimientos que tenían locales habilitados para fumadores "han desaparecido" y, entre otras cosas, los carteles en las zonas de celebraciones están presentes, por lo que los establecimientos "cumplen con la norma".

De momento, Marsilla dijo que la Consejería está siendo flexible y tolerante en "deficiencias subsanables en un plazo de tiempo muy corto", como por ejemplo, que los carteles que prohiben fumar sean los adecuados.

No obstante, ha advertido que la Comunidad será estricta en llevar a efecto la "prohibición absoluta de fumar en cualquier establecimiento público, exceptuando las prisiones, los hospitales psiquiátricos y algunas residencias de ancianos".

Así, Marsilla precisó que "todo el que viole flagrantemente la Ley y fume en un lugar prohibido o aquellos locales que se declaren insumisos, recibirán una sanción inmediata, sin contemplaciones".

Por ejemplo, Marsilla señaló que la Ley permite hasta un 30 por ciento de habitaciones de hostelería dedicada a huespedes fumadores, y que la "inmensa mayoría de los establecimientos hoteleros de la Región no llegan al 30 por ciento, y se encuentran entre el 15 y el 20 por ciento".

Curiosamente, añadió que los fumadores "prefieren mayoritariamente habitaciones de no fumadores" y que los establecimientos hoteleros "lo que han hecho ahora, precisamente, es reducir y concentrar las habitaciones para fumadores en una determinada planta o zona".

"Hay muchos establecimientos que pueden habilitar espacios abiertos donde no tengan techo, a falta de dos paramentos laterales", precisó Marsilla.

Consulta aquí más noticias de Murcia.