El Gobierno melillense (PP) ha pedido que no se aplique en la ciudad la subida de cerca del 10% en la luz al no existir una libre competencia ya que en Melilla únicamente hay una empresa productora y una distribuidora de electricidad.

El Ejecutivo que preside Juan José Imbroda se suma así también a la iniciativa del Gobierno ceutí (PP) de rechazar el aumento del recibo de la luz un 9,8 por ciento, que ha pedido igualmente esta medida por decisión unánime del Gabinete que preside Juan Jesús Vivas.

Según ha informado un portavoz popular, tanto el Gobierno como el PP de Melilla entienden que "la subida supone una doble consecuencia negativa para melillenses y ceutíes porque se encarecerán numerosos servicios básicos como la producción de agua en la planta desalinizadora".

En este sentido, subraya que "la petición del Gobierno melillense se sustenta en las especificidades de la Ciudad Autónoma por no existir una libre competencia", ya que hay una única productora, Endesa y una única distribuidora de la electricidad, Gaselec.

Así añade que "el Partido Popular de Melilla apoya la decisión del Gobierno de la Ciudad de solicitar al Ministerio de Industria un mecanismo de compensación por el aumento del recibo de la luz".

Consulta aquí más noticias de Melilla.