El Partido Popular ha puesto en evidencia este martes la falta de profesores en Málaga, cifrando esta ausencia en 1.300 docentes, según ha especificado el parlamentario andaluz del PP Francisco Oblaré, quien ha subrayado que 2010 "no ha sido un año fructífero" para la provincia en materia educativa.

Tal y como ha especificado en rueda de prensa, éste es el número de docentes que harían falta "solamente cumpliendo la Ley de Educación de Andalucía", la cual establecía que "fuese creciendo el volumen de profesorado", aunque, según ha indicado, la realidad es distinta ya que "se están produciendo recortes", a lo que hay que añadir los casi 400 profesionales que se jubilan cada año.

El dirigente 'popular' ha asegurado que éste no es el único problema educativo que se registra en la provincia, ya que carece de más de 10.000 plazas para niños de entre cero y tres años para cumplir con la normativa de la Unión Europea; existen 40 localidades que no cuentan con guarderías y, además, carece de infraestructuras educativas, tal y como se puede comprobar en municipios como Marbella, Vélez-Málaga o en la capital malagueña, ha indicado, denunciando, asimismo, que los centros no están acondicionados correctamente para acoger a niños con dificultades educativas.

"También sufrimos los recortes educativos con la agenda oculta de Griñán", ha manifestado Oblaré, quien ha indicado que ello se traduce en reducciones en los presupuestos destinados a centros TIC y bilingües o en los sueldos de profesores de enseñanza concertada. Otro ejemplo "grave" es la inversión en educación en Málaga, la cual ha descendido desde 2009, año en el que se cifró en 100 millones de euros, mientras que para 2011 el presupuesto es de 86 millones.

El parlamentario andaluz del PP ha indicado que el Gobierno autonómico "debe plantearse cuáles son las prioridades que debe tener Málaga", provincia que, en cuestión educativa, "no vive sus mejores momentos". "La Junta de Andalucía está agotada en esta materia", ha apostillado.

Ante este panorama, el Partido Popular ha propuesto una serie de enmiendas a los presupuestos de la Junta en Educación para Málaga que, valoradas en 42,7 millones de euros, "vienen a corregir los déficit tan importantes" que se registran. Con ellas se pretende acabar con el "chabolismo educativo", haciendo referencia con ello a las aulas prefabricadas; proteger los centros Semi-D, así como plantear un plan de guarderías y otro de conservación y modernización de los centros educativos, pues "más de la mitad de la planta escolar malagueña tiene más de 30 años".

"escasa apuesta educativa"

La vicesecretaria de Política Educativa del PP-A y senadora del PP, Patricia Navarro, ha lamentado "la escasa" apuesta educativa por parte del Partido Socialista, tal y como "se palpa en los Presupuestos Generales del Estado (PGE)", los cuales ha calificado como las cuentas de "la resignación y no de la recuperación".

Por ello, ha recordado que su formación ha presentado al Congreso de los Diputados y al Senado un total de 50 enmiendas en materia de educación a los PGE. Entre ellas, ha destacado aquella que insta al Gobierno de la Nación a crear un fondo de cohesión interterritorial para promover y asegurar que el derecho a la educación sea ejercido con igualdad de condiciones.

Otra de ellas va encaminada a modificar el reglamento de la conferencia sectorial de educación que refuerce su papel vertebrador y el control de las políticas educativas, mientras que se ha presentado otra propuesta centrada en convenios con las comunidades autónomas para fomentar los programas de formación profesional para que los jóvenes "puedan reinsertarse en el mercado laboral".

Del mismo modo, se ha pedido aportaciones complementarias para el desarrollo de programas educativos Erasmus o Séneca, "fundamentales para la apuesta por la movilidad y el aprendizaje de lenguas extranjeras que tantas oportunidades dan a la hora de encontrar un empleo". Por otra parte, se ha presentado una enmienda para mejorar la empleabilidad de titulados universitarios, donde se incluya un nuevo modelo de contrato laboral, medidas para el espíritu emprendedor y mejorar las relaciones entre las empresas y la Universidad.

Navarro ha criticado el descenso del ocho por ciento en la partida de los PGE de 2011 destinada a política educativa pues, a su juicio, "no es el momento de mermar" el presupuesto destinado a esta materia después, sobre todo, de conocerse los resultados del Informe PISA que, a nivel nacional, "nos sitúa como uno de los países con mayores índice de fracaso escolar y con peores rendimientos escolares".

Además, la 'popular' ha recordado que en 2010 se cumplía el último año de aplicación de la Memoria Económica de la Ley Orgánica de Educación (LOE), de modo que el Gobierno estatal se comprometió a que la financiación aumentaría en el periodo de 2006 a 2010 en 4.279 millones de euros. No obstante, ha precisado que de este montante, "tan sólo se ha destinado 2.418 millones de euros". BECAS 6000

Por último, la senadora del Partido Popular ha incidido en que el programa de becas, que la Junta estableció en 2009 con el fin de facilitar la permanencia en el sistema educativo al alumnado de Bachillerato y Ciclos Formativos de grado medio cuyas familias presentan bajos niveles de renta; están llegando "mal, tarde y a menos personas".

Tan sólo el 36,5 por ciento del total del presupuesto destinado a estas ayudas, cuantificadas en 600 euros mensuales durante 10 meses, se han ejecutado, según ha señalado Navarro, quien ha pedido al PSOE que explique por qué no se ha ejecutado el resto de la partida y dónde se encuentra ese dinero.

Consulta aquí más noticias de Málaga.