El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha pedido que la nueva Ley de Calidad Agroalimentaria sea "valiente" y aborde el "principal problema" del sector agrario que es que "no tiene precios", con lo que influye en la rentabilidad de las explotaciones.

Así ha invitado al PP y al PSOE a que trabajen en conjunto para llegar a un texto legislativo que luche contra la "indefensión" del sector y en donde es necesario el establecimiento de contratos que regulen unas "condiciones mínimas" a la hora de establecer los precios.

En un desayuno informativo en Mérida, en el que también ha participado el secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, la organización agraria ha destacado que tiene depositada en esta norma "muchas expectativas" y este último ha confiado en que consiga sentar un marco de negociación entre los agricultores y los ganaderos y el resto de los componentes de la cadena alimentaria para llegar a una relación "más equilibrada" que la actual.

Durante el acto informativo, Huertas ha puesto de relevancia que la renta agraria de los agricultores extremeños en 2010 ha sido "casi la misma" que la de 2000 y ha puesto el ejemplo de Francia, que cuenta con una ley similar a la que está trabajando España, y en donde la renta agraria ha ascendido un 31,4%.

"no nos salen las cuentas"

Lorenzo Ramos también ha asegurado que, según el Gobierno nacional, los datos de renta agraria entre 2009 y 2010 son "favorables" y sube un 5%, pero ha apuntado que "si se utilizan los datos que se tienen que utilizar, en estos momentos nosotros creemos que la renta baja sobre un 3%".

"En cualquier caso, el Gobierno se puede entretener en echar las cuentas como le dé la gana, a nosotros lo que nos preocupa es la situación que están viviendo los agricultores y los ganaderos, que no nos salen las cuentas", ha añadido.

Fortalecimiento de las interprofesionales

Tal y como ha añadido Lorenzo Ramos, esta ley debe incluir el fortalecimiento de las organizaciones interprofesionales, que están constituidas por los productores, las cooperativas, las industrias agroalimentarias y el comercio, y en cuyas reuniones se deben negociar los precios para producir "con tranquilidad".

"Eso es lo que tiene que abordar la Ley de Calidad Agroalimentaria, que haya unos contratos en los cuales se pueda establecer normas de calidad, fecha de entrega, calidad del producto, pero también precios, porque sino hay precios esos contratos no servirán absolutamente para nada", ha asegurado.

También ha hecho referencia a las leyes de la competencia que "encorsetan" al sector y con las que las explotaciones "no cubren costes de producción" y Huertas ha apuntado que esta nueva ley debe dar instrumentos para negociar unas reglas "establecidas y vigiladas en el mercado".

"No podemos seguir con el abuso en la distribución", ha aseverado, al tiempo que ha indicado que o esta situación se cambia o muchos agricultores y ganaderos desaparecerán por falta de rentabilidad.

Tanto Lorenzo Ramos como Ignacio Huertas ha situado como reto para 2011 esta nueva ley, aunque también han apuntado la necesidad de contar con una nueva PAC para más allá de 2013 que sea fuerte y con fondos solo para aquellas personas que produzcan, además de con un techo máximo de ayudas por explotación.

Sobre la PAC, Ramos ha considerado necesario que la nueva PAC aborde con "más valentía" los problemas generados en los mercados, así ha considerado que el nuevo comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, lo "tiene claro" y está "cercano" a los planteamientos de la organización, aunque ha añadido que desconoce si tiene la "fuerza suficiente" entre el resto de comisarios para poder sacar sus planteamientos adelante.

Al respecto, ha indicado que los problemas que afectan actualmente al sector agrario son precisamente por la "eliminación de mecanismos de regulación" que se ha llevado a cabo en anteriores reformas.

"Nosotros tenemos que decirle a la Unión Europea si realmente está dispuesta a tener agricultores y ganaderos dentro de la Unión Europea", se ha cuestionado, a lo que ha añadido que no se debe ser "hipócrita" y exigir condiciones diferentes a producciones de terceros países. BALANCE 2010 Y

Retos para 2011

En el balance de sectores en 2010, el secretario general de UPA-UCE Extremadura, ha incidido en que el pasado año ha sido "un poco mejor" que el 2009 para algunas producciones agrícolas y ha seguido siendo "muy malo" para las ganaderas.

En el capítulo de cereales el precio ha subido pero quienes se han beneficiado realmente han sido "otros" y no los agricultores que ya lo habían vendido en gran parte; la fruta también ha subido pero casi para "cubrir costes".

En el tabaco, esta ha sido la primera campaña sin ayuda acoplada a la producción que ha sido "normal a la baja", por lo que ha apuntado que se podrían tener dificultades para cubrir las 35.000 toneladas contratadas.

Los precios siguen siendo "muy ajustados" y ha resaltado las inversiones realizadas por los profesionales a través de la modernización para ser más competitivos.

Con respecto al viñedo, al olivar y al arroz los precios han sido "muy bajos" en los que no se cubren los costes de producción, a pesar de que el consumo de aceite no ha bajado.

Sobre el sector ganadero, Huertas ha asegurado que el mejor sector lo "único que ha hecho" ha sido "mantener precios", el resto ha bajado, y ha llamado la atención sobre la subida desmesurada de los piensos.

"Tenemos un sector ganadero en su conjunto aquilatado por los costes de producción que el año 2010 ha sido realmente penoso para él", ha asegurado.

Sobre los retos para 2011, Huertas ha resaltado el objetivo de mejorar la rentabilidad ya que el sector "no se puede ajustar más" y los costes de producción han subido un 4,9% más en 2010.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.