El secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo, afirmó este martes que el secuestro del buque Vega 5, desaparecido en aguas mozambiqueñas y en el que viajan dos gallegos a bordo, "por ahora no pasa de ser una hipótesis".

En declaraciones a RNE, Yáñez-Barnuevo, no confirmó que la desaparición en aguas mozambiqueñas del Vega 5 se trate de un secuestro, y prefirió definirlo como "un incidente".

El buque Vega 5 es propiedad de una sociedad en la que participa la empresa española Pescanova y cuenta con dos tripulantes gallegos a bordo, el capitán y el contramaestre.

Situación "confusa"

No obstante, la Operación Atalanta insistió en que el buque "está secuestrado", tal y como informó el pasado día 1, aseguró un portavoz de la misión naval de la UE. Según este portavoz, la situación sigue siendo "confusa", pero la evaluación que hace Atalanta es "la misma" que hace dos días, cuando se hizo público un comunicado en el que se informaba del secuestro. La situación sigue siendo "confusa", pero la evaluación que hace Atalanta es "la misma" que hace dos días

Desde que perdiera contacto con tierra, la Operación Atalanta no ha tenido "ninguna comunicación" con el buque, ni con sus secuestradores. Además, el secuestro ha tenido lugar en una zona "muy alejada" del área en la que la misión naval desarrolla sus actividades, por lo que no había ninguno de sus buques en la zona.

En todo caso, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos aseguró que se están realizando "toda clase de gestiones y averiguaciones en contacto con la empresa y con autoridades en la zona de los distintos países para ver exactamente que es lo que está ocurriendo".

Discreción

Preguntado sobre si se barajan otras opciones además del secuestro, Yáñez-Barnuevo no quiso anticipar nada por el momento "porque entre otras cosas tanto la empresa como las familias han pedido que todo se haga de una forma discreta para favorecer en cualquier caso la seguridad", y expresó su deseo de que "dentro de poco la cosa pueda resolverse favorablemente". Dijo tener entendido que el Vega 5 no tenía seguridad privada a bordo

El secretario de Estado informó de que la noticia de la desaparición del buque llegó a través de la empresa Pescanova, que alertó el día 30 de diciembre al MARM y a las autoridades españolas y de la Xunta de Galicia de que habían perdido contacto con ese buque que operaba a partir de Mozambique.

"En vista de ello, se empezaron a hacer averiguaciones. Luego, el buque ha sido localizado pero hay todavía incertidumbre sobre la situación en la que se encuentra y el rumbo que está tomando", añadió Yáñez-Barnuevo.

Respecto al estado en el que se encuentran los tripulantes que viajan a bordo del barco, Yáñez-Barnuevo indicó que la impresión que se tiene en este momento es "que no tienen ningún tipo de problema desde ese punto de vista".

Además, dijo tener entendido que el Vega 5 no tenía seguridad privada a bordo, "aunque en esa zona no parecía hasta el momento que fuera necesario".