Los profesores tendrán condición de "autoridad pública", de modo que contarán con "protección jurídica" específica y con la necesaria presunción de veracidad para el mantenimiento de la "disciplina"; mientras que los centros escolares sostenidos con fondos públicos tendrán la facultad de regular la vestimenta de los alumnos, bien sea mediante la imposición de un uniforme o con el establecimiento de ciertas "pautas" sobre la ropa.

Todo ello figura en el borrador del anteproyecto de Ley de convivencia y participación de la comunidad escolar presentado este jueves por el conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria, Jesús Vázquez Abad, y el secretario xeral de la consellería, Jesús Oitavén.

Tal y como ha explicado el titular de Educación, el citado texto normativo tiene como objetivo "crear y reforzar" los instrumentos jurídicos que "permitan mantener un clima de convivencia a través de la restauración de ciertos valores y comportamientos" y "dignificar" la profesión docente.

(

Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de A Coruña.