Soldados surcoreanos patrullando
Soldados surcoreanos patrullan la frontera en Corea del Norte en la zona desmilitarizada de Imjingak en la provincia de Gyeonggi-do (Corea del Sur). JEONG HEON-KYUN / EFE

El Ejército surcoreano hará maniobras el viernes 7 y el sábado 8 de enero para repeler una eventual infiltración norcoreana en sus cinco islas del Mar Amarillo (Mar Occidental) fronterizas con Corea del Norte, según informaron fuentes castrenses, poco después de que el presidente surcoreano, Lee Myung-Bak, se mostrara dispuesto a dialogar con Pyongyang.

Las maniobras son  para poner en práctica nuestra defensaLos ejercicios contarán con la participación de un número indeterminado de efectivos de la Armada y de los Marines surcoreanos, según fuentes de la Junta de Jefes de Estado Mayor citadas por la agencia local Yonhap.

"Las maniobras de esta semana tienen como objetivo poner en práctica nuestra defensa y habilidad para repeler una infiltración sorpresa en alguna de las islas de la frontera del Mar Amarillo", indicó una de las fuentes militares consultadas por Yonhap.

Una zona muy inestable

La zona continúa siendo muy inestable desde el intercambio de disparos de artillería entre las dos Coreas el pasado 23 de noviembre, que supuso el bombardeo por parte del Ejército norcoreano de la isla surcoreana de Yeonpyeong, a poco más de una decena de kilómetros de la costa norcoreana.

Aquel incidente costó la vida a dos civiles y dos militares surcoreanos, fue el primer ataque de artillería sobre población civil desde el final de la Guerra de Corea (1950-53) y motivó la realización de varias maniobras militares en la costa occidental coreana, una de ellas con la participación de EE UU.

Precisamente, en las últimas semanas la prensa surcoreana ha publicado informaciones sobre una intensificación de movimientos relacionados con la infiltración en la frontera que divide a las dos Coreas, como la detección de fuerzas especiales norcoreanas vestidas con uniformes del Sur.

Según informó a finales de diciembre la agencia Yonhap que citaba a fuentes militares surcoreanas, Corea del Norte podría haber hecho maniobras para simular una infiltración en las cercanías de la frontera con Corea del Sur.

El Ministerio de Defensa surcoreano cree que Corea del Norte ha aumentado el número de efectivos de fuerzas especiales en los últimos dos años hasta los 200.000 soldados, 50.000 de ellos desplegados cerca de la frontera.