La presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, realizó hoy un balance del año satisfactorio y positivo en la Institución provincial y aseguró estar "con la conciencia muy tranquila", ya que el equipo de Gobierno ha trabajado unido durante todo el ejercicio y acertó con los Presupuestos Generales, dirigidos al apoyo de los municipios de menos de 20.000 habitantes.

Al respecto, destacó que la Diputación Provincial no ha dejado de cumplir ninguna de las partidas previstas en los Presupuestos para la presente anualidad. "Hemos acertado", recalcó.

En cuanto a la postura del Grupo Socialista en la Institución provincial durante este periodo, manifestó que ha estado marcada fundamentalmente por contradicciones, "puestas en escena" y "espectáculos" que consideró "lamentables".

En este contexto, manifestó que la Diputación de León debería ser el punto de encuentro de los diferentes grupos políticos porque todos ellos trabajan con la finalidad de ayudar a los ayuntamientos de la provincia.

Más allá del ámbito provincial, Isabel Carrasco señaló que 2010 ha sido un año "pésimo y desgraciadísimo" a causa de las profunda crisis económica, ya que hecho que, por primera vez, España retroceda.

La presidenta de la Diputación de León realizó estas declaraciones tras firmar las adendas al convenio de colaboración firmado con los seis Grupos de Acción Local de la provincia con el objeto de incrementar la aportación estipulada en 600.000 euros.

Consulta aquí más noticias de León.