Caamaño y Rubalcaba
Caamaño y Rubalcaba, en la rueda de prensa de este viernes tras el Consejo de Ministros. EFE

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha dicho que la cadena perpetua no está en el nuevo Código Penal, que entra en vigor este jueves, porque "no nos gustan ni los corredores de la muerte, ni los corredores donde se agota la vida".

Caamaño ha defendido el nuevo código porque "es más duro con los delitos que la sociedad considera que son más graves". "Teníamos un sistema excesivamente desproporcionado en algunos ámbitos", ha dicho en declaraciones a la Cadena Ser.

Hacen falta penas severas para la organización del narcotráfico El ministro ha recordado que la norma endurece las penas del ciberacoso o el acoso inmobiliario, contempla la libertad vigilada en delitos como terrorismo o pederastia y pena más la corrupción de empleados públicos y privados.

Francisco Caamaño se ha referido a la próxima excarcelación de presos condenados por narcotráfico, como en el caso de las mulas o del trapicheo menor. "Hacen falta penas más severas para la organización del narcotráfico y más proporcionadas para los demás", ha asegurado. El titular de Justicia ha cifrado en unos 200, los presos que serán excarcelados por la entrada en vigor del texto.