El temporal de nieve que azota la costa Este de EEUU bate récords en Nueva York

El mayor temporal de nieve de este invierno en la costa Este de EEUU descargó hoy una cantidad récord de casi 0,7 metros de nieve en Nueva York, forzó el cierre de casi una decena de aeropuertos y dejó a miles de personas sin electricidad. El frente polar entró por Virginia el sábado por la noche y a medida que subía por la costa Este fue enterrando de nieve uno a uno todos los estados a su paso.
Una ciudadana intenta cruzar la calle en plena nevada (Foto: Efe)
Una ciudadana intenta cruzar la calle en plena nevada (Foto: Efe)
Efe

Al final del domingo, en el Parque Central de Nueva York, la capa de nieve llegó a los 0,68 metros, con lo que superó el anterior récord, de diciembre de 1947, según el Servicio Meteorológico Nacional de EEUU. En Baltimore (Maryland) la cifra fue de 0,38 metros y en Boston de 0,33.

"No se equivoquen, esta es una tormenta grande y muy peligrosa", advirtió el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en una rueda de prensa.

A mediodía del domingo, hora local (17:00 GMT), la tormenta había obligado a clausurar todos los aeropuertos de Nueva York: La Guardia, JFK y Newark (localizado al otro lado del río Hudson, en Nueva Jersey), según informó la Dirección Federal de Aviación (FAA, siglas en inglés).

También fueron cerrados los pequeños aeropuertos regionales de Nantucket Memorial en Massachusetts, Atlantic City International y Essex County en Nueva Jersey, Northeast Filadelfia, en Pensilvania, y Eastern West Virginia, en Virginia Occidental.   Además, en las instalaciones que quedaron abiertas, los vuelos estaban muy restringidos. En el aeropuerto Logan de Boston, el 90 por ciento de los aterrizajes o despegues fueron cancelados hoy por la mañana, según informaron las autoridades.

En el Aeropuerto Internacional de Filadelfia los aterrizajes fueron retrasados más de cuatro horas, según la FAA.

Otros aeropuertos con escasa actividad por las malas condiciones meteorológicas fueron los de Baltimore (Maryland), Hartford (Connecticut) y Providence (Rhode Island). A la intensa nieve se unió el viento, que en algunos lugares llegó a superar los 60 kilómetros por hora.

Esas ráfagas contribuyeron a dejar sin electricidad a 119.000 residentes de Washington, a los que se unieron unos 70.000 en Maryland. Aún se desconocen las cifras en otros estados. En las calles, los conserjes de los edificios y los residentes de casas familiares limpiaban las aceras con palas y sal, mientras miles de camiones quitanieve pasaban por las principales avenidas de Washington, Baltimore y las otras ciudades de la zona.

En Nueva York, 55.000 trabajadores del Departamento de Sanidad se lanzaron a las calles con 2.000 vehículos para luchar contra la nieve, mientras a su lado algunos residentes aprovechaban para desempolvar sus esquies.

El Servicio Meteorológico de EEUU recomendó no conducir desde el norte de Connecticut hasta Massachusetts, puesto que los fuertes vientos redujeron la visibilidad a tan sólo unos cientos de metros y "han hecho casi imposible viajar".

En esa zona los copos cayeron hoy a un ritmo de entre cinco y diez centímetros por hora y el viento acumulaba hasta un metro de nieve en algunos rincones.

Este invierno ha sido muy moderado en la costa este de EEUU, donde apenas se habían registrado precipitaciones de nieve hasta la llegada de esta tormenta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento